Welcome to the Copa América Centenario 2016: Grupos A y B

Bienvenidos a la tierra de las oportunidades, donde con esfuerzo y espíritu capitalista cualquiera puede llegar a lo mas alto, y si no al menos podrá comprar una escopeta en el supermercado y masacrar algunos estudiantes (?). Sigue leyendo

Eliminatorias CONMEBOL Fecha 6 – No alcanza el vodka para todos

Argentina ganó en Córdoba y aprovechó para meterse en zona de clasificación al Mundial, así también lo hizo Colombia que venció al puntero. Uruguay sufrió contra Perú pero con su victoria pudo hacerse de la punta. Chile se recuperó y goleó en Venezuela. Brasil y Paraguay empataron y hoy en día están afuera de Rusia. Sigue leyendo

Se fue Tato, se fue t*t* (?), andate Tata

Entre el jueves y el viernes se jugó la cuarta fecha de las eliminatorias sudamericanas para Rusia 2018. Argentina no le pudo ganar a un falopizado (?) Brasil. Ecuador se llevó los tres puntos frente a Uruguay, lo mismo que Perú contra Ramón Diaz Paraguay y Bolivia frente a ArgenVenezuela. Chile y Colombia por su parte se repartieron un punto cada uno, mandando el punto restante al barco de las almas perdidas (?). Sigue leyendo

La previa de las eliminatorias de la Conmebol a Rusia 2018 – Primera fecha

 

Hoy comienzan en Sudamérica las eliminatorias mundialistas, torneo que tras 18 fechas repartidas en  dos largos años definirá las cuatro federaciones que ganarán directamente su boleto para comprobar in situ si todas las rusas son como las de los videos porno (?).  Uruguay La que ocupe el quinto puesto de la tabla general deberá medirse en un repechaje contra el ganador de Oceanía, que salvo un milagro será Nueva Zelanda. Hoy jueves se jugarán los cinco partidos de la primera fecha del fixture, que luego de dos  procesos eliminatorios consecutivos manteniendo el mismo orden se modificó., vaya uno a saber porqué. El próximo martes se jugará de manera íntegra la segunda fecha, pero eso en este mundo de lo inmediato y relaciones efímeras es futuro lejano (?).

 

 

Bolivia – Uruguay
Estadio Hernando Siles, La Paz, 17:00

La marina El ejército boliviano entrena a los jugadores de la selección por si pierden todos los partidos y los hinchas los van a buscar a sus casas (?)

En estos momentos parece mas probable ver en un futuro a un barquillero por una playa boliviana que a su selección participando en Rusia 2018. Tremenda (en su sentido malo) es la actualidad del conjunto que dirige hace algo mas de un mes Julio César Baldivieso. El ex jugador noventoso (?) sufrió luego de la ajustada derrota en Dallas contra Argentina por 7 a 0 las deserciones de sus dos máximas figuras, el defensor (y capitán) Ronald Raldes y el delantero (y subcapitán) Marcelo Martins uno por querer estudiar y el otro porque le critican a la mamá ambos en desacuerdo con las declaraciones del técnico post partido en tierras imperialistas. Lo mas parecido a un jugador en la elite es el juvenil Sebastián Gamarra, que a sus 18 años milita en la Cámpora en el Milán de Italia, pero no ha debutado aún en el primer equipo. La base del equipo la forman jugadores del Bolivar y The Strongest de La Paz, agregando ésta vez al listado de convocados a un nuevo nacionalizado, luego del éxito (?) del Sueco-boliviano Martin Smedberg-Dalence el que esperará su oportunidad para debutar con la selección es el brasileño Fernando Marteli. La altura de La Paz se presenta como la única aliada que tiene el seleccionado boliviano para evitar caer estrepitósamente en todos sus compromisos eliminatorios.

La Celeste arranca el camino al repechaje (?) también con dos bajas muy importantes, en este caso por suspensión. Tanto Luis Suárez como Edinson Cavani no podrán ser tenidos en cuenta en éste fecha doble por el técnico vitalicio Oscar Washington Tabarez, quien arrancará su tercer eliminatoria consecutiva luego de llevar a su selección a disputar los mundiales de 2010 y 2014. En caso de culminar exitosamente éste proceso eliminatorio y dirigir en Rusia, sería para el maestro su cuarto mundial dirigiendo a Uruguay, toda vez que también ocupó el banco de suplentes en el verano italiano de 1990. La tan reclamada renovación del plantel por Casigol varios hinchas comienza a vislumbrarse de a poco en algunos nombres, como por ejemplo el arquero de Defensor Martín Campaña, su compañero de equipo Brian Lozano, Nahitan Nandez (Peñarol) y Michael Diaz Santos (River Plate Uruguay) justamente los únicos cuatro futbolistas de menos de 35 años que juegan en la liga local. Luego de la decepcionante actuación en la última Copa América disputada en Chile donde quedaron eliminados en cuartos de final contra el local, éste debut en el altiplano no parece ser la mejor marera de comenzar una eliminatoria que nunca se le presenta de todo fácil al conjunto charrúa encima ya no juegan con Argentina en la última fecha para arreglar un empate, pero en caso de conseguir un buen resultado servirá como un espaldarazo de confianza para lo que sigue. Especial atención le pondrán varios de nuestros onionlibers (?) a la actuación del volante ofensivo de Independiente, Cristian Rodríguez, quien seguramente arrancará como titular.

Antecedente mufeta (?): Eliminatorias USA 94 Bolivia 3 – Uruguay 1. La crónica esta narrada como un cuento de Sacheri leído por Apo o de ese que dice que Messi es un perro (?)

 

 

Colombia – Perú
Estadio Metropolitano Roberto Melendez, Barranquilla, 17:30

Noticia-141414-peru-vs-colombia-2

Luego de la euforia de la hinchada colombiana por el título alcanzado gracias al quinto puesto en el Mundial (?), la afición tricolor sufrió una – oportuna – aterrizada de emergencia en la pasada Copa América, tanto por malos resultados como por el opaco juego mostrado. Parte de las causas hay que buscarlas en el bajo nivel de figuras clave como James, Falcao o Cuadrado, afectados por bajo ritmo de competencia unos y al parecer por cansacio en el caso de Jajajajames; pero también a Pekerman le cayó su cuota de críticas por los planteos y la escogencia de la nómina. Para el debut en Barranquilla, don José convocó a los habituales de siempre pero también a muchos del medio local; llama la atención la convocatoria de James a pesar de la lesión que lo ha tenido ausente las últimas semanas de toda competición, y la de Falcao, al que aún se le nota en sus partidos en Chelsea que cada rodilla le pesa como 200 kilos cada una. Hasta ahora todo pinta para que jueguen adelante -casualmente – tres jugadores surgidos del Junior de la ciudad sede de la selección: Carlos Bacca (hoy en Milan) y Teófilo Gutiérrez (Sporting de Lisboa) abastecidos desde el medio por el volante Macnelly Torres (Narcional), al que la afición barranquillera recuerda con particular cariño por haber dejado tirado al equipo que prácticamente le quitó el hambre. Bueno, no se si tan así, pero el caso es que están ofendidos…

Para Perú el panorama es totalmente distinto al de su rival en el debut. Luego de una mala racha que lleva, eh, 33 años (?) dieron la sorpresa en la pasada Copa América al conquistar un tercer puesto que fue ardientemente celebrado en las calles limeñas. Sin (?), ¿eh? La inesperada ¿gesta? elevó el nivel de triunfalismo de la afición a un 9.495 en la escala “Prensa Española“, lo que lleva a muchos hinchas a desbordar confianza por cada uno de los flecos de sus chullos (?). Considerando algunos recuerdos ingratos del pasado, la afición inca debería llamarse a la prudencia y meterle fe medida al equipo sensatamente dirigido por Ricardo Gareca, cuyo talón de Aquiles es la falta de alternativas confiables para afrontar partidos trascedentales a nivel internacional. Para esta primera fecha Gareca convocó al 75% de “Los 4 Fantásticos” (!) (Farfán – Pizarro – Paolo Guerrero; el Loco Vargas está ausente por lesión) pero al final es posible que sean solo dos porque Farfán está en duda aunque no creo que esté aburrido. Igual los peruanos meten miedo adelante con André Carrillo (Sporting) y Yordy Reina (Red Bull Salzburg), de ese tipo de delanteros que son volátiles e impredecibles pero peligrosos como un petardo volador.

Antecedente mufeta: Orteada Paliza de la selección cafetera comandada en ese 2005 por Reinaldo Rueda sobre la de un debutante en el banco incaico  Freddy Ternero (!). Partido válido por las eliminatorias al Mundial de Alemania 2006 al que ninguno de los dos conjuntos pudo clasificar.

 

 

Venezuela – Paraguay
Estadio Cachamay, Puerto Ordaz, 18:00

c82f916c112c5223d60637af369ac0f0

Los fríos números dirán que con la dupla Emiliano – Ramón (?) Paraguay alcanzó el cuarto puesto en una Copa América en la que todos lo daban por muerto al principio. Si miramos el vaso medio vacío podríamos decir que sí, muy bien, pero que los guaraníes bajo el mando de Ramón han ganado un solo partido (uno) – ante Jamaica en esa Copa -, empatado cinco entre amistosos y copa, y perdido dos, entre ellos la terrible culeada 6-1 en Santiago ante Argentina. Muy poquito, en realidad, pero también hay que analizar el hecho que la Albirroja venía hecha mierda desde su repentino bajonazo post 2011, y que con el riojano se vió recuperar algo de orden y criterio para jugar. Y también ha habido logros importantes con Ramón, para ser justos: ¡la Albirroja ha ascendido desde el puesto 80 hasta el 58 en el escalafón mundial de la FIFA! Eh, sigamos…

Para esta fecha RAD convocó a 24 jugadores entre los que destacan los conocidos en Argentina Gustavo Gómez (Lanús), Rodrigo Rojas (Cerro Porteño), Óscar Romero (Racing), el multicampeón con River Jonathan Fabbro (?) (Cerro Porteño) o Federico Santander (Copenhague), además de los más consagrados Nelson Haedo Valdez (Seattle Sounders) y el inoxidable Lucas Barrios (Palmeiras). La noticia en los medios paraguayos fue la no convocatoria de Roque Santa Cruz, cosa curiosa considerando que para nosotros la gran primicia hubiera sido que lo llamaran… El técnico venezolano Noel Sanvicente, por su parte, llamó también a 24 jugadores, entre ellos los de la guardia (no pun intended) Fernando Amorebieta (Middlesbrough), Oswaldo Vizcarrondo (Nantes), Gabriel Cichero (Sion), Tomás Rincón (Genoa) y Salomón Rondón (West Bromwich Albion) reforzados con elementos principalmente de la liga local y la colombiana, amén (?) de uno del Buriram United de Tailandia (!!). Lo interesante será ver si Venezuela esta vez se pone la pija y concreta lo que hace años está insinuando sin lograrlo: que tiene categoría para clasificar siquiera al repechaje y dejar así de ser ese que gana los partidos trascendentales para cagarse después contra Bolivia o Ecuador. Lo único que pedimos por ahora en el debut es que Sanvicente ponga a jugar juntos a la dupla Wuilker-Wilker compuesta por Wuilker Fariñez (Caracas FC) y Wilker Ángel (Deportivo Táchira), que somos simples y con ese tipo de huevonadas nos entretenemos…

Antecedente mufeta: Buscando el pasaje al Mundial 2010 que finalmente conseguiría, el Paraguay del Tata Martino dio cuenta de su par venezolano como visitante. Los goles paraguayos los marcaron Salvador Cabañas cuando todavía no cabeceaba balas y Tacuara Cardozo.

 

 

Chile – Brasil
Estadio Nacional, Santiago, 20:30

pinilla

El Campeón de América Higuaín y lpqtp quiere comenzar de la mejor manera su posible camino a Rusia, y para eso buscará aprovechar el envión anímico de su reciente desvirgamiento (?) continental.dando cuenta del scratch brasileño. Como vendrán de dulces los chilotes (?) que por primera vez en la historia son favoritos a ganarle a Brasil al menos para las casas de apuestas. Su técnico Jorge Sampaoli mantiene la duda si alinear en el once titular a sus dos máximas figuras Alexis Sánchez (de muy buen comienzo de temporada en Arsenal) y Arturo Vidal, quienes no están al 100% físicamente y vienen entrenando de manera diferenciada, pero la prensa especializada cree que el entrenador argentino no se arriesgará a jugar sin ellos. Uno que si seguro se lo perderá por lesión (rotura del tendón de Aquiles como Gago) es Charles Aranguiz.  El resto del equipo serían los habituales titulares del último tiempo, con excepción de Miiko Albornoz. Parece que la reciente decisión del Tribunal de La Haya de aceptar la demanda del gobierno boliviano al chileno por la salida al mar ha generado un tsunami (?) de temor en la sociedad trasandina, quienes para no mostrarse menos inclusivos ante la comunidad internacional que sus pares gobernados por Evo Morales, han decidido darle la oportunidad de integrar la Selección a otro sueco (?). El defensor (del Hannover 96) nacido en Estocolmo y de ascendencia finlandesa (!) por parte de madre ya formó parte del plantel que disputo el último Mundial (aunque no jugó) y la Copa América donde si pudo ingresar en dos cotejos.

La falopinha (?) podríamos empezar a decirle a ésta selección brasileña dirigida (nuevamente) por Dunga. Tratando de borrar lo mas prontamente la debacle del ya histórico 1-7 contra Alemania en su propio Mundial, el entrenador ha sorprendido a propios y extraños con la lista de buena fe para ésta doble fecha de eliminatorias, con algunos nombres mas propios de un listado de beneficiarios del Anses brasuca (?). Los casos emblemáticos en éste sentido son la vuelta de Kaká (!) y Ricardo Oliveira (!!). El ex jugador de Real Madrid y Milán entre otros, está gastando sus últimos cartuchos en el Orlando City FC de Florida mientras su vida personal nos vuelve a mostrar todo lo hipócritas que pueden ser los religiosos de cualquier credo, Por su parte el veterano de 35 años ex Betis y Zaragoza de España retorna al seleccionado 8 años (!) después de haber jugado la Copa Confederaciones 2007. Luego de baldosearla 5 años en los Emiratos Arabes, este año volvió a su país para jugar en el Santos, siendo al momento el sorpresivo goleador del Brasileirao. La ausencia mas notable en la verde-amarela es la de Neymar, quien todavía debe 2 partidos de suspensión por aquella sanción tras su expulsión ante Colombia por la Copa América. El que si estará presente es nuestro virgen favorito (?) David Luiz, aunque no formará esa dupla mágica (?) de centrales con Thiago Silva ya que su compañero del Lave-Rap PSG francés no fue convocado, ocupando Miranda su lugar que debería hacer dupla con Lollo. Los delanteros titulares serán Hulk y Willian, quien hasta el momento es de los pocos que se salvan en el incendio mourínhistíco del Chelsea.

Antecedente mufeta: 1 a 1 terminaron en Santiago estos dos equipos por las eliminatorias al Mundial 1990. Para saber/recordar lo que sucedió en la revancha de ese partido sírvase pasar por acá.

 

 

Argentina – Ecuador
Monumental, Buenos Aires, 21:00

Y llegamos a lo que todos estábamos esperando ansiosamente (?). La selección subcampeona del mundo Higuaín y lpqtp y de América Higuaín y lpqtp bis (?) comenzará su monótono y cuasi sencillo camino al próximo mundial cuando reciba a Ecuador en el último turno. Podríamos ponerle emoción y fingir suspenso, pero después de haber clasificado hasta con Sand y Schiavi de 9 (?) resulta casi imposible imaginarse a una Selección Argentina fuera de los cuatro primeros lugares tras 18 fechas. Gerardo Martino tiene la tarea de plasmar en estos primeros dos partidos un equipo sin su as de espadas, Lio Messi, ausente por lesión. Otro que también fue recientemente desafectado por un desgarro es Marcos Rojo, además de Ever Banega y Enzo Pérez, que ya venían arrastrando problemas físicos hace algunas semanas. Por su parte, Gonzalo Higuaín no fue convocado por el Tata para alegría de todos los futboleros de bien, aunque por otro lado la presencia de jugadores como Sergio Romero, Pablo Zavaleta, Javier Mascherano, Martín Demichelis, Angel Di María o Ezequiel Lavezzi, demuestran que el técnico piensa insistir con la misma base sin buscar alternativas reales a éstos nombres, algunos ya en claro proceso de declive en sus carreras o próximos al retiro. Claro que en la lista de 25 podemos encontrar a algunos nuevos (Emanuel Mas, Angel Correa, Nicolás Gaitán, Agustín Marchesín, Matías Kranevitter,  Paulo Dybala avisa Jota que juega en Juventus), pero los únicos con chances reales de jugar son los dos primeros, y en ambos casos por lesión de los habituales titulares. Para dejarlo en claro: si el técnico no piensa probar nuevos jugadores contra Ecuador de local, cuando lo va a hacer? Porque menos se va a animar a varias de nombres o esquema de visitante y ante conjuntos mas encumbrados, quedando solamente algún amistoso falopa armado para recaudar contra algún rival ignoto que sólo sirve para el negocio de representantes y demás garrapatas del bendito mundo fútbol. Por último, hace falta gastar mas bytes en el circo Tévez si/Tévez no? Desde éste humilde espacio creemos que ya se ha dicho y escrito todo lo posible al respecto.

Ecuador? Bien, gracias (?). Luego de participar en tres de las últimas cuatro Copas del Mundo, los del paralelo cero buscarán una nueva clasificación, aunque en la previa parecen arrancar algo mas atrás en la consideración general que en las últimas eliminatorias. Con un plantel bastante similar al que quedó eliminado en primera fase tanto del mundial como de la Copa América, las mayores novedades pasan por la presencia del arquero argentino nacionalizado ecuatoriano Esteban Dreer, de gran papel en la Copa Sudamericana con Emelec, y su compañero de equipo Miller Bolaños, quien también viene teniendo buenas actuaciones a nivel doméstico e internacional con el conjunto de Guayaquil que dirigía el actual entrenador de la selección, Gustavo Quiinteros, antes de tomar el puesto.  La ausencia mas destacada será la del goleador ecuatoriano en el mundial, Enner Valencia, quien se lesionó jugando para el West Ham inglés. Si estarán en el estadio que cual Ave Fénix renace de sus cenizas Antonio Valencia (Manchester United), Juan Carlos Paredes (Watford), Walter Ayoví (Dorados de Culiacán), Jefferson Montero (Swansea City), Cristian Noboa (Rostov), Felipe Caicedo (Espanyol). Como en las anteriores eliminatorias, la apuesta de Ecuador será ganar 7 partidos en la altura de Quito permitiéndose perder alguna unidad con Argentina y Brasi,  y luego rascando algún par de puntos de visitante casi tendría asegurado su lugar en Rusia 2018..

Antecente mufeta: En 2009 Rodrigo Palacio le hizo caso al clamor popular (?) y definió por abajo… claro que al medio del arco cuando tenía los 7 metros y pico a su disposición, pero bueno, mas defectuoso fue el remate de cierto francés (y con mas facilidades en la jugada) 5 años después….

 

La accidentada Copa América de 1953 en Lima / Escándalos y marrullas históricos – Vol IV

Sepultado entre las cientos de historias de tánganas, escándalos y marrullas famosas que se han dado en el fútbol mundial, hay muchas otras que no han sido muy divulgadas fuera del ámbito local de aquellos países abandonados por la buenaventura (?). Como por ejemplo la Copa América de 1953, torneo que representó la desvirgada histórica de Paraguay y cuyo desarrollo incluyó tánganas, agresiones a árbitros, partidos perdidos por escritoriazos y alguna pecheada de los participantes. Hoy hablaremos de ella en un capítulo más de nuestra serie de Escándalos y Marrullas, en este post en el que nos hicimos el firme propósito de no caer en mencionar la trillada frasecita de “Copas América eran las de antes“.

arkiv_brasil531

Ah, bueee, la chupada de pija a los locales no es patrimonio de bolivianos ni es tan antigua… mira a ¡Brasil! lustrándosela al público peruano en el debut en la Copa América de 1953 (Fuente). Djalma Santos es el de la segunda V, Zizinho el de la P.

Copas América eran las de antes (?): el campeonato de 1953 en Lima

Para 1953 los cuatro flacos de traje de Zürich estaban dando las primeras puntadas para la apenas quinta edición de la Copa del Mundo de Fútbol. Pero ya por estos lares la gente estaba dándole vueltas a la vigésimo segunda edición de la Copa América – en esa época Campeonato Sudamericano de Naciones – que se iba a disputar en Lima (Perú) entre el 22 de febrero y el 1 de abril de ese año. Al certamen confirmaron su participación todas las selecciones del subcontinente (?) menos Colombia – supongo por temas organizativos/federativos/de billete -, Venezuela – no reunían aún once tipos que supieran jugar al fútbol – y la ausencia más rutilante, Argentina, la cual supongo que desistió de ir por el temita aquel de la emigración masiva de sus jugadores para participar de manera ilegal en la liga de cierto país sudamericano… eh… pero no perdamos el hilo del post. El torneo originalmente iba a ser realizado en Asunción, pero por las deficiencias logísticas de la capital paraguaya los dirigentes guaraníes – me imagino a un ya maduro Nicolás Leoz presidiendo marcialmente las reuniones – declinaron ser sede y cedieron el honor a la en ese entonces pueblerina Lima.

Con la ausencia de los argentinos los favoritos al título pasaban a ser, por puro default, los campeones sudamericano y mundial vigentes: Brasil y Uruguay. Los brasileños estaban en pleno proceso de reconstrucción y con una resaca más grande que la de Colombia después del Mundial de 1994 (?). Para su primer torneo importante después de la estrellada de 1950 asistieron con una mezcla de veteranos de esa famosa tarde de Rio (como el goleador Ademir, el mítico Zizinho, Danilo y hasta el señalado portero Barbosa) y recientes convocados, entre ellos algunos futuros campeones mundiales en 1958 y 1962 (Didí, Djalma Santos, Gilmar y Nilton Santos). Pero en general estaban en plena transición y con más interrogantes que los del 4-3 de Argentinos e Independiente en 2010; tanto que aún no se decidían a usar del todo su tradicional uniforme blanco – señalado como mufa después del Maracanazo – y jugaron todo de azul durante la mayoría de sus partidos: un año después adoptarían definitivamente la verdeamarelha. Los uruguayos venían debilitados por la ausencia en su convocatoria de los jugadores de Peñarol, base del seleccionado y del que hubieran llegado leyendas como Obdulio, Roque Máspoli, Juan Schiaffino Oscar “Cotorra” Míguez. Pero de todas maneras eran las máximas potencias del continente detrás de Argentina y tenían el favoritismo de la frondia prensa de esos años.

CA_00164_1953_1st_turn_Brazil_Ecuador_Brazil_en

Brasil en su partido ante Ecuador en la copa de 1953. El portero es Barbosa, el mismo del Maracanazo, en el primer partido que jugó con Brasil después de ese, que a su vez sería su último con la selección. Los brasileños jugaron todos de azul (Fuente)

Muy detrás de la opinión de la prensa, pero en el tope de las consideraciones de la pintoresca afición local estaba la selección peruana. Para la hinchada inca, desde esos tiempos igual de ilusionada fácil cual quinceañera fea que lo que es hoy, el equipo de la franja era el favorito a quedarse con el título por la presencia de jugadores como Alberto “Toto” Terry, Vides Mosquera, “Huaqui” Sánchez y “Tito” Drago. ¿Cómo así que ustedes no los conocen? Menos mal, pensaba que era solo yo (?). Pero en esos lejanos tiempos para la ingenua afición limeña contar con estos jugadores – figurones de Universitario, Alianza y otros grandes del país – era como tener a Paolo Guerrero Claudio Pizarro, pero la realidad era que estaban más cerca de comparaciones con Darío Muchotrigo y Luis Guadalupe.

Y ahí, calladitos, alejados de las luces y de los relámpagos de magnesio (?) de la prensa, estaba Paraguay, que venía de ser dos veces consecutivas subcampeones sudamericanos con muchos méritos: en 1947 detrás de Argentina y en 1949 de Brasil. Particularmente esta ultima edición fue dolorosa por la sensación de gesta inconclusa que se tuvo coronada por el bajonazo final: los paraguayos forzaron un playoff por el título contra Brasil al ganarles a ellos en la propia Rio de Janeiro en la última fecha del torneo, y así empatarlos en puntos (los locales con el empate eran campeones: comenzaron ganando el partido pero los visitantes le dieron vuelta en Rio… suena parecido a algo que pasó un año después…). Pero en el desempate los brasileños pusieron cara-de-hombre y aplastaron a los guaraníes por 7-0. Total que para 1953 los de la albirroja no eran ningunos aparecidos, y aunque no contaban con jugadores de talla mundial, conocían bastante del asunto como para amargarle el rato a cualquiera.

Pero la principal arma de los paraguayos la tenían en la banca con la mítica conducción de una leyenda del fútbol sudamericano de todos los tiempos: Manuel Fleitas Solich, protagonista con su selección desde exactamente el minuto cero de su participación en Copas América (hizo parte como jugador del debut de la albirroja en 1921) y con muchos años como su director técnico (comenzó a dirigir en la copa de 1922 y terminó en 1953 para un total de trece campeonatos y 57 partidos). Don Manuel sabía que los suyos eran buenos y tenían garra y voluntá pero no mejores técnicamente que los brasileños o uruguayos, por lo que desde tres meses antes del inicio del torneo se concentró con veintidós convocados en el estadio de Puerto Sajonia – el mismo que hoy conocemos como Defensores del Chaco – a matarlos a gimnasia y fútbol y correr y sacarse la bilis mañana y tarde, en medio de un calor de mierda que los obligaba a dormir en las noches en la cancha al aire libre (!). Todo un adelantado, Fleitas Solich, no solo en el sentido de sacarles la mierda a los jugadores (?) sino de darle la importancia debida al entrenamiento físico.

FleitasSolich

Esta figura es don Manuel Fleitas Solich

Con estos participantes, más las habituales comparsas Ecuador, Bolivia y Chile (un genio el Tata Martino por eliminar de un plumazo cien años de historia de chistes sobre vírgenes) comenzó el torneo el 22 de Febrero en un renovado Estadio Nacional. Ese año el país sede estaba inmerso en plena dictadura del siniestro general Manuel Odría, que como suele suceder en casos así gastó su buen billete para que la gente se drogara con el fútbol y no pensara en la represión reinante, los presos políticos, la corrupción y otras nimiedades parecidas (?). En parte por esto la prensa escrita y radial se encargó de machacar sistemáticamente a la chusma (?) con diez millones de noticias del antes y durante el torneo, de tal modo que para el partido inaugural entre Perú y Bolivia la hinchada asistió masivamente al estadio y lo llenó hasta que no le cabía un grano de arroz parado. Pero el debut terminó en una sonora decepción para los futuros padres de los asistentes a “Laura en América” que vieron a los suyos perder 1-0 con la horrible selección del Altiplano. Tres días después debutaron tanto los paraguayos con victoria 3-0 ante Chile en el mismo estadio Nacional (que de hecho fue la sede de todos los partidos del torneo), como los uruguayos ganándole 2-0 a Bolivia. Brasil lo hizo recién el 1ro de Marzo ante la pobre Bolivia clavándole un vergazo en forma de 8-1.

Hablemos de la “Copa Tángana” 1953

El torneo transcurrió sin inconvenientes ni líderes categóricos, pues el que ganaba hoy en el siguiente partido cedía puntos y todos estaban arrejuntados en el mismo lote. Hasta que llegó el 8 de marzo y con él el partido entre Perú y Paraguay. Los locales después de la pifiada contra Bolivia le ganaron con muchísima hambre a Ecuador por 1-0 y empataron sin gloria ni goles ante Chile; los guaraníes después de su convincente victoria en el debut se habían desinflado inesperadamente con un 0-0 ante Ecuador. Así que ambos equipos venían con ganas de revertir la situación, pero sin duda los locales eran los que estaban más presionados por los resultados previos ante equipos tan cagados y por la necesidad de sumar precisamente ante los rivales más fuertes en los compromisos que le quedaban (Paraguay. Brasil y Uruguay). El público acompañó en masa a su selección a pesar de tanta decepción seguida…. pasa que uno en el fútbol y en el amor es así de masoquista, ¿vio?

Comenzó el partido y los locales se fueron encima buscando la ventaja, pero los guaraníes aguantaban bien imponiendo su físico sobre los ágiles pero blanditos peruanos. Antes de los 15 minutos el defensor guaraní Maciel sacudió feo al delantero peruano Alberto “Gringo” Terry, o como dicen literalmente las crónicas peruanas “el grandazo Maciel había samaqueado a Terry” (!!!), y ya el juego se empezó a poner más pesado y cortado. Aquí es cuando las versiones difieren depende de quién las cuenta: según las los paraguayos…el cuadro paraguayo fue miserablemente bombeado por el árbitro inglés que dirigió el partido, el tristemente célebre Robert Maddison“. Pero los peruanos no mencionan esto, sino que se centran en jugadas como “el fortachón Gavilán sorprendió al polluelo (!!) Terry y le aplicó un soberano cabezazo en la nuca”. Lo que interpretamos de ambas versiones es que los dos equipos se dedicaron a darse pata con saña y rigor y al vigilante de turno se le salió el partido de las manos; y fue así como se repitieron cada vez con más frecuencia las faltas no cobradas, los fuera de lugar mal aplicados y el exceso de rigor para alguno de los dos lados. Así iban las cosas cuando a los 22 minutos el peruano Terry puso el 1-0 y el público vibró de felicidá.

CA_00163_1953_1st_turn_Paraguay_Peru_en (1)

El primer gol de los peruanos esa noche de Lima. Sufren los paraguayos y su portero extrañamente vestido con piyama

El partido continuó en medio de discusiones y la piernita levantada más de la cuenta, como contó muchos años después el jugador paraguayo.Robustiano Maciel “Nuestro equipo no podía jugar, [el árbitro] nos cobraba de todo: faltas inexistentes, posiciones adelantadas inventadas, amenazas que no entendíamos pero que por sus gestos suponíamos que nos iba a expulsar (…) terminaron por ponernos nerviosos e impotentes”. Quién sabe cómo sería exactamente el cuento, lo cierto es que promediando el primer tiempo se lesiona el portero visitante Riquelme en un fuerte choque contra el peruano Navarrete, por lo que es sustituído por el suplente Rubén Noceda. Momento, ¿cómo que reemplazado? ¿En esos tiempos se permitían sustituciones? No sé si ustedes sabían, pero mira lo que me desayuné desde hace poco: en la Copa América se permitían sustituciones desde la edición de 1935. No sabemos 100% cómo funcionaba el mecanismo (curiosamente es poco mencionado esto en los libros de historia), pero gracias al aporte de un historiador amigo muy cercano e íntimo (?) de nuestro gran posteador Gancedo se permitían los cambios de manera consensuada entre los capitanes de los equipos en liza (?), y después de algún modo se institucionalizó de manera formal en el reglamento de la competición. Para este torneo en particular eran tres las sustituciones máximas permitidas por equipo y por partido.

Con un ambiente en tensión creciente por las decisiones (o falta de) arbitrales, el guaraní Fernández empató antes de terminar el primer tiempo aprovechando que entre los defensores peruanos le hicieron el pasillo de honor a un balón cruzado en su propia área. Con la misma atmósfera cargada comenzó el segundo tiempo, y los ataques y contraataques iban y venían de ambos lados. Faltando 15 minutos el peruano Villamares pone el 2-1 que desató el choli-delirio (?) y ponía a los guaraníes contra la pared. Hasta que… faltando 10 minutos sobrevino el APOCALICSIS: los paraguayos se fueron arriba con todo buscando el empate, y en una de esas el delantero Rubén Fernández se inventó una jugada digna de Lio cuando juega con una camiseta sin rayas celestes y blancas; se sacó tres jugadores y al arquero peruano, y cuando iba a rematar en el arco vacío para el empate… suena el silbato del juez Maddison (inglés como todos los árbitros del torneo) cobrando no se sabe qué (parece que falta en ataque) e invalidando la jugada. ¡Y ahí se desató el mierdero! Todos los paraguayos se le fueron encima al juez Maddison, que todo aturullado trataba de protegerse de esos sudamericanos furibundos que le reclamaban/puteaban en español y guaraní, y qué iba a hacer el sapo de negro sino encerrarse en su decisión, si no entendía español, ahora guaraní…

paraguaycampeon

La selección paraguaya que a la postre desvirgó a su país de cualquier tipo de competición continental, incluyendo guerras transnacionales (?). Arriba, de izq a der: Robustiano Maciel, Riquelme, Cabrera, Gavilán, Leguizamón, Ireneo Hermosilla. Abajo: Ángel Berni, Atilio López, Rubén Fernández, Ángel Romero, Antonio Gómez (Fuente)

Y con la discusión en pleno furor, solo hacía falta la intervención de algún termo enajenado para terminar de mandar todo a la mierda. Como el delantero paraguayo Milner Ayala, que se pegó tremendo pique de 50 metros para coronarlo con una feroz patada sobre el árbitro inglés (!!). Lamentablemente no hay registro fílmico de la hazaña, pero lo que sabemos es que ante este aporte a  la sensatez se formó la inevitable tángana entre jugadores en el campo de juego. El público, mientras tanto, protestaba airadamente por el bochornoso espectáculo (?) y expresaba su descontento lanzándole a los jugadores guaraníes botellas vacías de gaseosa y cascotes varios de origen desconocido. Ante esta situación el defensor guaraní Alejandro “Arpa Forro” Arce decidió intervenir e hizo lo que consideró más adecuado para calmar a la gente: agarró una botella y se la tiró de regreso al público (!). Se formó una estampida (afortunadamente sin consecuencias) y se multiplicaron los pedidos de sangre guaraní. Un caos.

Mientras el juez inglés, molesto por la agresión había dado por terminado el partido y ya se había ido raudo a su vestuario. Las crónicas peruanas insisten en que “…había una realidad: los paraguayos se negaron a jugar y los peruanos se marcharon a su camarín a festejar el triunfo”; los paraguayos se saltan ese punto e insisten que el juez simplemente se fue a la mierda. El caso cierto es que los 25 cristianos dentro de la cancha se fueron al vestuario y hasta se ducharon, dando ya por concluída la historia con un 2-1 a favor de los incas. Pero de repente apareció de la nada un delegado de la selección peruana para convencer al árbitro inglés que reanudara el partido, y para obligar a los jugadores a volverse a cambiar y retornar a jugar los diez minutos restantes (!!!). Un genio hiperbólico el dirigente peruca, pero hay que decir también que el público del Nacional también presionó para que se jugara el resto del cotejo, coreando al unísono “otro gol, otro gol” (!!!!!!!!!!). Decirles zonzos es poco para estos agüevados, porque en la reanudación los paraguayos empataron – ayudados por un error del arquero local – y el marcador no se movió más. 2-2 y ahí sí terminó la historia.

Post8

Los diarios peruanos y su lagrimeada (merecida)

¡O no!. Porque en medio del embole a los paraguayos se les escapó la tortugantary (?) con las sustituciones: en total cambiaron durante el partido al arquero; al futuro entrenador de Inter de Milan Heriberto Herrera por Gavilán; Alejandro Arce (el del botellazo al público) por Jorge Romero y a Mílner Ayala por Atilio López. En total cuatro: una más de las permitidas. Tan caótico fue el partido que nadie se dio cuenta: ni los paraguayos, ni los peruanos, ni el juez y ni siquiera los delegados, que en las actas oficiales del partido solo registraron tres cambios. Bueno, nadie salvo un periosida del diario “El Comercio“, que publicó dos días después la noticia en primera plana con el despiste paraguayo. La delegación de Perú se aferró a la ocasión al vuelo protestó ante la organización del torneo, que al final les dio la razón: decidió sancionar a Paraguay dándole el partido por perdido. Ah, y expulsaron de toda competición sudamericana al delantero karateka (?) Milner Ayala por tres años debido a la agresión al juez. Una ironía que un partido con tintes tan épicos se decidiera en el escritorio por una cagada administrativa.

Con este resultado, Perú quedaba de impensado líder transitorio con 5 puntos. Las siguientes dos fechas confirmaron la candidatura de Brasil al título con un 2-0 a Ecuador y un sufrido pero suficiente 1-0 ante Uruguay con gol de un tal Ipojucan ya terminando el cotejo. 6 de 6 para los brasileños (recordemos que eran dos puntos por victoria en esos lejanos tiempos), que en la cuarta fecha se enfrentaban contra los locales con la posibilidad de cuasi asegurar el título en caso de victoria. Los hinchas peruanos seguían con la ilusión intacta el andar de su equipo y el triunfo con la ayuda de su mejor jugador Víctor Escritorio ante Paraguay aumentó la expectativa por la posibilidad cercana del título.

Post9

Los diarios limeños mostraban sin ambages estos momentos de eh, cercana y ardiente (?) intimidad de los jugadores peruanos en su concentración antes del partido contra Brasil. Nótese el probable modelo para el logo del diario “El Bocón” (Fuente)

¡Y otra vez el partido de los peruanos terminó en tángana! (!!!). Ante otro lleno total los locales se impusieron sorpresivamente por 1-0 con gol de Navarrete. Pero al parecer la actuación del árbitro inglés Charles McKenna fue cuestionada por los brasileños, que terminado el cotejo rodearon al juez para hacerle vehementemente una crítica constructiva (?). Acá pasó algo parecido a lo del encuentro anterior contra Paraguay, con la diferencia que esta vez los agresores mostraron su nacionalidad con golpes a montón y a traición: para reforzar los argumentos brasileños el perdedor del Maracanazo Danilo le metió un pelotazo en la cara al juez, y cuando este caía aturdido llegó el futuro histórico Djalma Santos a rematarlo con una patada en la nuca (!). Esta vez sí les tenemos un registro fílmico del hecho hermoooo… eh, perdón, del reprochable acto (?):

IMG_0049

El árbitro McKenna después de la agresión brasileña (Fuente). Ah, ni a Djalma Santos ni a Danilo les cayó una mísera sanción…

El asunto terminó sin más incidentes porque esta vez la policía se encargó de disolver todo amago de verguero evacuando a ambos equipos e imponiendo el orden en la tribuna. De todos modos los aficionados limeños estaban más ocupados en la celebración del histórico resultado (la primera victoria de su historia ante Brasil) y no pusieron atención a lo que pasaba con los indignados brasileños ni con el conmocionado juez británico. Porque aparte de la trascendencia del hecho en sí la selección peruana se colocaba a tiro de su segundo título sudamericano, que lograría en caso que le ganasen en la última fecha a Uruguay y se combinara esto con una derrota brasileña ante Paraguay… a propósito, ¿cómo iban los guaraníes? Después de la batalla contra Perú enfrentaron a Uruguay con un equipo disminuído por sanciones y lesiones (a propósito dice otra crónica paraguaya “El 12 de marzo enfrentamos a Uruguay. Fue uno de esos partidos de cincha y raja donde a causa de las patadas que nos dieron los peruanos ante la complacencia de un panzón árbitro inglés, hubo que recurrir a modificaciones radicales“… periodismo OBJETIVO). Paraguay empató con lo justo a dos goles con La Celeste y le ganaron días después 2-1 a Bolivia. Todo muy esforzado, muy sufrido, sin sobrarle mucho, pero ahí iban los guaraníes. Que llegaron a la última fecha con la lejana esperanza de ganarle a la ultrapoderosa Brasil (que había despachado 3-2 a Chile después de su derrota con Perú) y esperar una derrota de Perú ante la ya sin aspiraciones Uruguay, y así forzar un desempate ante los mismos brasileños. Si, igual que en la copa de 1949.

Y se les dio. Los peruanos pechearon miserablemente ante Uruguay perdiendo 3-0 y se despidieron del título. Y en un partido memorable la humilde y guerrera selección paraguaya derrotó 2-1 a Brasil, los igualó en puntos y obligó a programar un partido final de desempate por el título sudamericano. El héroe de la noche fue el delantero del Guaraní Pablo León, que entró por Atilio López faltando cinco minutos para terminar el cotejo y a los 89 metió el 2-1 definitivo. Mira como se construyen las leyendas a veces, en base a hechos notables y ciertos pero también en malos entendidos que resultan en versiones heroicas pero más falsas que Angeli$i: por ejemplo, es un hecho que esos cinco minutos de León fueron los únicos que jugó con la selección paraguaya. El delantero del Guaraní no volvió a jugar después con su selección, pero le bastó ese pequeño lapso de tiempo para convertirse en uno de los héroes del deporte de su país. Ahora, durante el torneo León cumplió el papel de “aguatero”: el compañero que le pasaba agua a los jugadores que estaban dentro del campo; y como el tiempo a veces es esa chica jodida que te cambia las cosas y te lava el cerebro haciéndote creer lo que no pasó nunca, con los años se deformó la historia a una versión más épica: que León no era jugador profesional sino, de verdad, el aguatero del equipo; y que Fleitas Solich lo metió a jugar esos cinco minutos solamente porque todos sus otros jugadores estaban lesionados (así lo contaron por acá, por ejemplo). Pero nones:la verdad es menos heróica aunque también tiene su dosis de gesta.

El desempate se jugó cuatro días después y a diferencia de 1949, y por fin a la tercera vez, los paraguayos ganaron y se coronaron campeones de Sudamérica. Pero como era ya costumbre lo hicieron con más sufrimiento que ser hincha de GELP: después de colocarse arriba en el primer tiempo 3-0 dejaron venir a los brasileños que se colocaron 3-2 faltando 25 minutos. Pero los de la albirroja apelaron a la mística, a los huevos y al espíritu de los defensores de Curupaytí y aguantaron hasta el final para coronarse por primera vez campeones sudamericanos.

Post3

Para el final dejamos esta foto de una afición limeña luciendo un preocupante promedio de dientes per cápita celebrado con sus jugadores el triunfo ante Brasil.