Copa América: Argentina vs. Paraguay

Chile ya está en la final, ahora resta saber quién acompañará a los locales en partido definitorio del sábado. Argentina y Paraguay buscarán ese lugar, hoy a las 20.30hs. en Concepción.
ARGENTINA-VS

Sigue leyendo

Dossier Táctico: Argentina 0 [5] – Colombia 0 [4] (Cuartos de final, Copa América 2015)

Intro

Argentina y Colombia llegaban a cuartos de final con trayectorias disímiles, pero ambos dejando algún margen de duda. En el conjunto cafetero, bien apreciables, con una fase inicial de flojo rendimiento, con un solo tanto a favor e ingresando como tercero detrás de Brasil y Perú, y por delante de Venezuela (rival contra el que perdió su partido inaugural). El combinado albiceleste, por su parte, redondeó una idea futbolística convincente pero que aún falta concretar en la práctica durante 90 minutos continuados. Siempre con buenos primeros tiempos, su producción merma en la segunda mitad, y peca por su falta de eficacia al definir (4 goles en 3 partidos). Ello nos colocaba en los prolegómenos de un encuentro que se esperaba, a priori, para una semifinal o incluso final.

Gerardo Tata Martino no tuvo dudas en cuanto al esquema de Argentina, repitiendo nombres respecto al encuentro con Uruguay. Siguió incólume su 4-3-3, con Javier Mascherano de volante central, y con Lucas Biglia y Javier Pastore a sus costados, pero en esta ocasión invertidos. Pastore se posicionó por izquierda y Biglia por derecha. Delante de ellos, Lionel Messi y Ángel Di María arrancaron por las bandas, con Sergio Agüero por el centro.

Colombia afrontó el compromiso con algunas bajas. A la rotura de ligamentos de Edwin Valencia ante Perú, se le sumó la suspensión de Carlos Sánchez por acumulación de tarjetas. En un elenco que en la previa debió prescindir por lesión de Abel Aguilar y Fredy Guarín, ello obligó a José Néstor Pekerman a improvisar. Planificó un 4-4-2 con tendencia al 4-3-1-2, donde Víctor Ibarbo fuese el mediocampista izquierdo y Juan Guillermo Cuadrado el derecho. Como volante de contención se ubicó Alexander Mejía, teniendo la colaboración al lado suyo de James Rodríguez. Pero James contó con libertades de desprendimiento para intentar asociarse con sus puntas, Teófilo Gutiérrez y Jackson Martínez (que relegó a Radamel Falcao García al banco de suplentes). Asimismo, Pekerman volvió a introducir ajustes con sus laterales. Retornó Juan Camilo Zúñiga a marcar punta derecha, pasando Santiago Arias al otro sector para contener a Messi, y saliendo Pablo Armero de la alineación.

Inicial

Formaciones iniciales

El encuentro comenzó con Argentina dominando las acciones con claridad. Nuevamente replegándose Mascherano, se soltaban los laterales, pero sin tanta proyección final esta vez. En un primer momento, Argentina escogió el flanco izquierdo para avanzar, con Mascherano y Rojo localizando a Pastore. Pastore optaba por tocar con Rojo a la izquierda o con Biglia en el centro, para liberarle espacio a Di María y jugarle en profundidad. Prontamente comenzó a acoplarse Messi, corriéndose hacia la posición de enlace y jugando de receptor para generar la apertura a Di María, mientras que Pastore tocaba y luego se desplazaba hacia el área.

Argentina Ataque 1

Cuando Messi en su desplazamiento al centro fue llevando consigo a Arias, se empleó con mayor asiduidad la punta derecha. Allí Biglia oficiaba de iniciador con Zabaleta, con Mascherano adelantándose para ser opción en el círculo central, y con Messi ubicado de enganche. Si la pelota volvía a Mascherano, o atrás con Ezequiel Garay, Biglia se desprendía sin balón para buscar el espacio dejado por Arias. Una vez recibiendo allí, provocaba la presión de Mejía por el centro, que liberaba a Messi o Pastore, o la de Ibarbo por la banda, que generaba espacios poco empleados para Zabaleta. Sin embargo, también podía asomarse Pastore en despliegue hacia la derecha para juntarse y tocar en corto, lo que pretendía unir líneas con Messi o igualmente insistir con Biglia. La recepción de Messi buscaba explotar el costado ciego, el izquierdo, con Di María de extremo o con Marcos Rojo también mostrándose como receptor (aquí, con Di María cerrándose al área).

Argentina Ataque 2

En todo momento Argentina intentó iniciar el toque en corto juntando sus volantes, para luego buscar el juego a las espaldas del mediocampo colombiano, y desde allí volcar de derecha a izquierda su avance. Agüero no salió demasiado del área, buscando anticipar los envíos desde los extremos, o descargar hacia atrás con los  volantes que venían con el arco de frente para el remate, como Biglia. El espacio dejado por el lateral izquierdo motivaba a Messi a jugar libre, recibiendo, encarando, filtrando marcajes y después tocar a Di María en forma directa o previo encuentro con Agüero.

Argentina Ataque 3

En cuanto a Pastore y Biglia, contaron con  la posibilidad de trocar puestos para distraer los movimientos defensivos del oponente. Incluso sumándose ambos por el mismo flanco. Biglia por izquierda optaba por ser más conservador, mientras que Pastore por derecha en alguna ocasión empleó diagonales para aparecer como puntero, recibiendo de Zabaleta, Messi o Mascherano. Justamente Mascherano se mostró perspicaz para buscar el claro a espaldas de Ibarbo y Arias con sus pelotazos cruzados.

Argentina Ataque 4

Colombia defensivamente se ubicó 4-4-2, con Jackson y Teo atorando a los zagueros argentinos, pero con la misión de retroceder para obstaculizar a Mascherano también. Luego, Pekerman sorprendió al establecer marcajes bastante fijos, algo como habitual en él. Rodríguez estaba pendiente de Biglia, mientras que Mejía de Pastore. Y particularmente, Arias hizo persecución personal hasta el centro de Messi, siguiéndolo hasta el centro del campo. Ello dejaba un hueco en la línea defensiva que debía ser cubierto por el repliegue de Ibarbo, pendiente de Zabaleta. Del otro flanco, Cuadrado custodiaba a Rojo y Zúñiga hacía lo propio con Di María, mientras que de Agüero quedaban a cargo Cristian Zapata y Jeison Murillo.

Pronto el esquema cafetero se desmembró a partir de un sistema de marcajes que extrañó enormemente a Sánchez y Valencia. James Rodríguez se desligaba de sus funciones de doble contención, yendo a la presión de Biglia pero sin ser tenaz, lo que provocaba que sin balón le ganen las espaldas. A partir de allí, Mejía, que debía tomar a Pastore, estaba obligado a salir a su auxilio, liberando el centro del terreno. Con Messi ya desplazando a Arias, y con Ibarbo imposibilitado de cubrir toda la extensión en el campo, pronto Argentina fue explotando las grietas del andamiaje de Pekerman. Messi al recibir y con el equipo rival queriendo compensar la ausencia de James, podía generar la apertura al otro flanco donde Zúñiga quedaba en desventaja ante Di María y Rojo. Mascherano, notando las filtraciones, acentuaba con sus envíos en largo, y además el elenco de Martino se mostró muy eficaz a la hora de tocar en corto, no pudiendo ser anticipado por su adversario.

Colombia Defensa 1

Esquema defensivo cafetero. El sobrejuego de James comenzaba una serie de inconvenientes que derivaban en desajustes, a los que se agregaba el corrimiento de Messi. Ibarbo, Murillo, Mejía y Cuadrado, obligados a desdoblarse en desorden

Y en la otra faceta del partido, la ofensiva, Colombia contó con enormes problemas para progresar. Argentina ejerció su característico pressing asfixiante a la salida del rival, con adelantamiento escalonado de volantes y tendencia de sus laterales al anticipo. Pekerman planificó un encuentro con salida desde los centrales hacia Mejía, para que lateralice hacia los marcadores de punta, o encuentre en el círculo central a James Rodríguez. Desde allí, se pretendió un avance por punta izquierda explotando a Ibarbo y con el acople de Arias. James jugaba directamente con Gutiérrez de espaldas o previa escala en Ibarbo, lo que motivaba al desprendimiento del volante, o a su cerramiento para que reciba James y profundice con un centro en 3/4 de Arias. Martínez se posicionaba en el área y se agregaba Cuadrado.

Colombia Ataque 1

Por derecha se recurrió al toque de Mejía hacia Cuadrado, con un Zúñiga de poca proyección. Cuadrado dialogaba con James y su corrimiento al centro, para buscar el pivoteo de Jackson Martínez. Cuadrado pocas veces pudo desnivelar hasta raya final, contentándose con el centro de 3/4. De todas formas Colombia se vio forzada a recurrir al pelotazo en profundidad, desde Cuadrado al centro para Gutiérrez entre Garay y Nicolás Otamendi, o por la banda hacia Jackson fuera de su hábitat.

Colombia Ataque 2

Como el elenco estuvo muy poco preciso en la salida, con los defensores y Mejía partidos en relación al resto, debió aumentar los envíos en largo en pos de segundas jugadas, en dirección a Jackson Martínez. Su misión era aguantar hacia Teo o James, y que la construcción derivara en Cuadrado por la banda. Por momentos, también se acoplaba James como un tercer punta por el centro intentando recepcionar los pelotazos, pero con resultados negativos.

Colombia Ataque 3

Argentina se dispuso 4-1-4-1 a la hora de defender, pero transformándose en 4-3-3 cuando se deseaba presionar la salida, con despliegue ofensivo de extremos y laterales. Agüero obstaculizaba a Zapata y Murillo, mientras que Messi retrocedía con Arias. Por izquierda, más disciplinado, Di María tomaba a Zuñiga. A Mejía lo iba a buscar Pastore, mientras que Biglia se mostró muy insistente en extenderse en el terreno para que James no pudiera recibir cómodo en posiciones aún retrasadas. Mascherano patrullaba la zona, optando por quedarse para ayudar con Gutiérrez, y por adelantarse para marcar los tiempos de la presión y ofrecerse escalonadamente en la marcación de Rodríguez. Zabaleta y Rojo custodiaban los embates de Ibarbo y Cuadrado, mientras que la zaga central quedaba para tomar por vía aérea a Jackson Martínez.

Argentina Defensa

4-1-4-1 de Argentina que pronto se transforma en 4-3-3 agresivo y con subida de laterales para asfixiar al oponente. Mascherano, el hombre clave

El partido lo fue destrabando Biglia al jugar al espacio por detrás de James Rodríguez, conjuntamente con Messi obligando a Arias a salir de su posición. Mejía no daba abasto y se veía muy desbordado, tanto a la hora de tomar marcas como para ofrecerse de salida inicial. Primero Otamendi, en gran nivel, anticipa vía aérea a Jackson Martínez. Mejía es sobrado por el balón, que domina Pastore. Toca al centro con Messi, que profundiza por la banda con Di María. El centro al primer poste es punteado por Pastore, obligando a una buena reacción de David Ospina, que envía el esférico al córner. De ese tiro de esquina, Di María lo ubica a Rojo, que se desprende de la tenue persecución de Mejía, y cabecea elevado sin oposición.

James no lograba hacerse conductor para Colombia, mientras que al mal partido de Mejía se le sumaba la pésima noche de Gutiérrez, que cada vez que recibía de espaldas fallaba en la devolución de primera. Una pérdida de Teo en ataque es capturada por Biglia, que juega una pared con Messi con el equipo de Pekerman en proyección ofensiva. Con dos toques, Argentina fue capaz de vulnerar esa primera línea defensiva, y Messi quedó con campo a favor, eludiendo el cruce infructuoso de Mejía. Traslada hasta tocar con Di María, quien centra de primera, pero Zapata en buen cierre anticipa a Agüero. Minutos después, otro error de pivoteo en Gutiérrez es dominado por Masche, que localiza a Pastore. Pastore abre con Di María para que encare al semicírculo del área y dispare, pero Ospina atento logra dominar.

Colombia no era capaz de generar peligro alguno, completamente aturdida y asfixiada en su salida, y con su defensa neutralizada por Messi, Biglia y las rotaciones de Pastore. Con movimientos simples, pero ejecutados con buena precisión en el toque corto, Argentina despedazaba a una Colombia que quedaba larga en el terreno, y con mucho campo entre Mejía y los defensores. La única aproximación de Colombia consistió en un pelotazo frontal de Cuadrado desde su campo hacia Teo Gutiérrez, pero que Otamendi aborta con un cabezazo al lateral.

Poco a poco, Argentina remarcó la tendencia de inclinar su juego de derecha a izquierda, con Colombia debiendo recurrir al foul sistemático para frenar a un Messi inspirado. Di María, además, estaba punzante por su banda, ejecutando bien las jugadas donde recibía en el costado menos cargado de rivales, y siendo factor de pelota detenida. Otro córner suyo encuentra a Messi en el punto penal, que se lleva el balón por delante. Deriva en Agüero, que no logra rematar por un cruce de Arias que pudo haber sido foul. Messi intenta de arremetida, pero empuja afuera ante el cierre de Murillo. Luego, un tiro libre frontal de Di María tras falta a Messi asiste a Otamendi por izquierda, quien baja de cabeza al centro del área. Zúñiga logra despejar.

Argentina sacaba amplias diferencias en control, posesión y peligrosidad, inclinando netamente la balanza a su favor. Mascherano se fue involucrando a Biglia y Pastore en el armado, siempre comenzando juntos por la zona central para luego encontrar los espacios. Mascherano toca con Garay, quien habilita a Biglia por elevación detrás de James. Biglia cede a Messi, quien nuevamente insiste con Di María. Su centro encuentra al Kun, que de cabeza desvía por sobre el travesaño.

Tanto dominio y tantas fallas severas en el sistema obligan a Pekerman a correctamente ajustar el mediocampo. Retira a un flojísimo Gutiérrez, que más allá de rendimientos era el hombre que en lo táctico debía salir, para que ingrese Edwin Cardona. El 4-4-1-1 fue más marcado, con Cardona quedando de doble 5 al lado de Mejía, y con James más liberado. Argentina ajustó levemente, ya que ahora Biglia debía presionar a Cardona, mientras que Mascherano se quedaba con Rodríguez, quedando los dos zagueros para el único centroatacante cafetero.

Cardona ingresó frío y fuera de ritmo, obligado a una función que no es estrictamente la suya. Al minuto de entrar, Mascherano cambia de frente intentando explotar por enésima vez el espacio dejado por Arias en su marca personal. Pastore, volcado allí, recibe ante un Cardona que no logra interceptar el envío, y Pastore se escapa encarando hacia el área. Busca el centro atrás hacia Agüero, que conecta y hace lucir a Ospina, que despeja en contrapierna cuando ya se había pasado. Con el arquero en el piso, Messi captura el rebote de cabeza en el área chica, pero el arquero se rehace en una doble atajada magistral, bloqueando el esférico al tiro de esquina.

No obstante, tras esa jugada, poco a poco Colombia se acomodó, aún siendo netamente inferior. El equipo dejó de quedar tan descompensado, lo que arropaba mejor a un Mejía ya con tarjeta amarilla. Ya Biglia no contó con esas facilidades de desprendimiento que tenía antes, pues entre Cardona (menos agresivo que James) e Ibarbo podían cubrir algo mejor los espacios de un Arias que seguía persiguiendo a Messi. Al Argentina no contar con Zabaleta y Rojo tan adelantados como en la fase de grupos, no terminaba de ensanchar la cancha, y durante unos 15 minutos no pudo generar ocasiones de riesgo. El árbitro, de bochornoso papel, contribuyó alterando los nervios de los protagonistas, oscilando entre no cobrar fouls evidentes y sacar mucha tarjeta amarilla. Colombia se fue turnando, además, en la comisión de faltas, para no recargar en un solo jugador.

Colombia Defensa 2

4-4-1-1 de Colombia tras el ingreso de Cardona. Aún seguían algunos inconvenientes, pero la marca estuvo mejor tomada, y Biglia ya no pudo romper con tanta frecuencia ante el agregado de un volante extra

Pero en ataque, Colombia brilló por su ausencia. Ahora Mejía, de excesiva lateralización en sus envíos, debía confiar en Cardona, que solía decidir con algo de lentitud. Las ideas terminaron siendo las mismas que antes, pero ahora en vez de recibir Teo de espaldas, se intentaba que James Rodríguez retenga el balón de frente, y de la izquierda al centro, para profundizar en Ibarbo o buscar a Jackson, si es que no lograba rematar. Por derecha, Cardona y James insistían con Cuadrado para que luego Jackson pivotee y regrese a Rodríguez, siendo Cuadrado el destinatario final.

Colombia Ataque 4

Con buen partido de Pastore en sus obligaciones de primera línea defensiva, y uno brillante de Biglia, Argentina retomó el ímpetu en los últimos 10 minutos del primer tiempo. Biglia mismo es quien corta ante Cardona, y toca con Pastore. Messi recibe, elude a Arias y Mejía en un movimiento, y se filtra por el centro, recargando de nuevo por un Pastore sobre el semicírculo. Se abre hacia Di María, quien centra. Zapata intercepta en dirección a su propio arco, pero el balón cae justo en la posición de Ospina, quien embolsa. Luego, Biglia, ahora más como lanzador, busca el espacio con un balón a Di María por detrás de Zúñiga. Toca atrás con Rojo, que centra hacia Agüero. El Kun la baja de pecho al borde del área para la entrada de Biglia, quien remata de zurda afuera. Nuevamente Argentina pecaba a la hora de definir, siendo muy superior y contando con chances, sin facturar.

Por último, Messi con otro tiro libre frontal apura el ritmo y juega a espaldas de la defensa hacia Pastore, que queda cara a cara con Ospina. El arquero sale abajo y traba, chocando con Cuadrado, y quedando el balón muerto. Pastore lo captura de nuevo y cuando se aprestaba a definir, Ospina salta desde el piso y le traba el esférico con sus manos, posibilitando el posterior despeje de Zapata. Colombia llegaba así a un milagroso descanso, superado en todas sus líneas, y sabiendo que el empate era un premio excesivo. Pero también aspirando a la ineficacia albiceleste, y al acople menos problemático que fue teniendo desde el ingreso de Cardona.

Centro 1

Planteo tras la sustitución de Cardona por Teófilo Gutiérrez

Para la segunda mitad, Argentina alteró parte del libreto, como ocurrió en partidos previos. Y también, esa alteración (aunque no es necesariamente consecuencia) estuvo continuada de una merma en su rendimiento. Martino insistió en explotar lo de Arias con mayor ahínco, ahora buscando ese espacio al vacío para finalizar los envíos desde allí, y no como objetivo inicial para luego desembocar en el otro flanco. Messi se fue desplazando bien al centro, mientras que Pastore y Biglia trocaron definitivamente sus posiciones. Biglia ofició de salida por izquierda, algo más adelantado que Mascherano, para buscar por bajo a Messi o abrir hacia Zabaleta y que él sea quien lo localice. Messi allí buscaba a Pastore para que pudiera centrar, aprovechando el hueco. Pastore podía centrar, o podía trasladar al centro para que Zabaleta, más agresivo, sea quien envíe. De lo contrario, desde Zabaleta o Mascherano provenían pelotazos en largo hacia Pastore o el Kun Agüero, con el mismo fin. Si se trataba de Agüero, intentaba retornar atrás con Zabaleta o Messi, y desde allí cambiar a Di María.

Argentina Ataque 5

Por izquierda, ahora el ataque provenía desde Biglia y Rojo en dirección de Messi, con Pastore en el otro sector. Se prolongaba en Di María para que localice en el área a Agüero. Sin embargo, Fideo podía preferir recibir y cerrarse, dialogando en el toque corto con Messi y Biglia para que luego sea Rojo quien pase y centre en 3/4 de primera.

Argentina Ataque 6

Colombia se mantuvo 4-4-1-1, pero con James algo más volcado hacia la derecha, para tapar a Biglia, y para que en ataque se transforme en un 4-1-4-1 donde Cardona y Rodríguez estuviesen en la misma línea. Pekerman volcó todo su andamiaje a la punta izquierda, con Cardona de salida junto con Arias en dirección a Ibarbo, para que desnivele en la personal versus Zabaleta. Podía surgir Jackson Martínez o incluso James como alternativas, pero se dependió del desprendimiento individual del volante, ya sea con balón dominado, o con Cardona filtrando en profundidad.

Colombia Ataque 5

Por derecha, Zúñiga y Mejía buscaban a James directamente, o con escala en Cuadrado abierto. James intentaba el traslado para insistir sobre Cuadrado, o aplicar la diagonal hacia Jackson, pendiente del desprendimiento de Ibarbo por franja izquierda. Por momentos, el retroceso de James Rodríguez hasta cerca del círculo central permitía que Cuadrado se desprendiera para explotar el uno contra uno con Rojo, y así Zúñiga se acercaba para ser el nexo.

Colombia Ataque 6

Argentina perdió cierta eficacia en su faz creativa, pero Messi siguió haciendo estragos en el centro o cuando recibía a la derecha para luego desplazarse a posición de enganche. Arias cortaba con foul y bordeaba la doble amonestación. Además, defensivamente no sufría embates, con Zabaleta muy firme ante Ibarbo y encabezando así en forma rápida las recuperaciones de balón, mientras que los balones divididos por pelotazos a Martínez eran firmemente respondidos por Garay y en especial Otamendi. En un cruce de Zabaleta a Cardona, recupera el esférico, y toca al centro con Mascherano. Éste extiende hacia Messi, que busca apenas traspasando la línea divisoria el desprendimiento sorpresivo de Di María. El pelotazo por elevación es anticipado en buena lectura por Ospina, rechazando el esférico con los pies.

Centro 2

Formaciones al inicio de la segunda parte hasta el cambio de banda de Arias

La posición de Arias implicaba que, a la hora de recuperar el balón, en ocasiones se encuentre más cercano a la ubicación de un mediocampista central que de un lateral. Ello motivó varias salidas erróneas de su parte, al recibir de espaldas por el centro y devolver mal. Un mal pase atrás suyo hacia Murillo es trabado por Pastore, quien se escapa por la banda. Su centro pasado no logra ser conectado por Agüero. Finalmente, Messi de tiro libre tras ser víctima de un nuevo foul de Arias, busca desde la punta derecha el arco, por encima del larguero.

Pekerman aquí ejecuta un nuevo cambio, pasando Arias al flanco derecho para evitar su expulsión, y reubicando a Zúñiga por izquierda. Abandonó la marca personal a Messi, sino que dejó que Cardona y Mejía lo tomaran, con Zúñiga cerrando su posición de ser necesario, y con Ibarbo retrocediendo como un verdadero marcador de punta. Estas modificaciones generaban un 5-4-1 por momentos en Colombia, o un 4-4-1-1 con las piezas alteradas en sus ubicaciones originales.

Colombia Defensa 3

Ya Colombia más replegada, sin marcaje personal. La rotación entre Ibarbo y Zúñiga proporcionaba auxilio a Cardona y Mejía en la cobertura a Messi. Arias se instaló definitivamente de lateral derecho

Sin embargo, el pasar Arias a la derecha le proporcionó un auxilio a la salida con Cuadrado y James, pudiendo desdoblarse. La salida en corto ahora desde Mejía o Arias localizaba a Rodríguez buscando extender hacia la banda con el propio Cuadrado, o que éstos tocasen en corto, James se sume al área y la apertura llegase hacia Arias. Por izquierda, la situación no se alteró, con Zúñiga y Cardona buscando a Ibarbo en profundidad, o mediante la habilitación de James.

Colombia Ataque 7

En una salida arriesgada de Ospina con los pies, Colombia logra sortearla mediante Zapata y Arias y así generar peligro por primera vez. Arias toca con Rodríguez, que juega paredes con Cuadrado. Arias queda liberado por la banda y toca hacia un Cuadrado que se ofrece para desbordar. Su centro atrás lo despeja Garay, con James capturando el rebote. No puede rematar, así que alarga con Ibarbo, que atorado por Zabaleta remata desviándose al córner. En ese tiro de esquina, Rodríguez encuentra a Zapata que anticipa a Otamendi, pero cabecea a las manos de Sergio Romero, en su primera intervención.

Con el quedo de su equipo, Martino introduce modificaciones. Carlos Tévez reemplaza a un luchador pero deslucido Agüero, y Éver Banega hace lo propio con un Pastore que volvió a apagarse en el segundo tiempo y que el cambio de posición no lo benefició tanto. El esquema se mantuvo igual, con Banega y Biglia rotando posiciones y siendo salida siempre el que se encontrase por la izquierda, aunque Banega estuvo más adelantado en el terreno. Desde Biglia y Mascherano se buscaba a Messi, para que por el centro intente paredes con Banega y luego genere aperturas a Di María, Zabaleta, o el desprendimiento de Tévez. Por derecha, Messi a veces se trasladaba para recibir el balón y encarar por línea de fondo, o esperar desde ese lado ciego la progresión que comenzaba con Biglia, se extendía en Banega y finalizaba en Di María.

Argentina Ataque 7

Pekerman opta por sustituir a un Jackson Martínez absorbido por la marca y con una labor de difícil lucimiento para que ingrese su capitán Radamel Falcao. Falcao, con escaso ritmo de juego, pasó a cumplir idéntica función.

Argentina, tras un bache donde el partido se acható, tuvo unos últimos 10 minutos donde nuevamente generó peligro desde los cambios. Hasta entonces, la diferencia de 11 remates al arco contra 0 de Colombia en la primera mitad, se había trasladado a una igualdad a 2 disparos en el segundo tiempo. Con las variantes, y sobre todo con Messi asumiendo un verdadero liderazgo y protagonismo, Argentina reencauzó su cotejo.

Banega, de buena entrada, comenzó a asociarse con Messi, que había perdido su lugarteniente con la paulatina desaparición de Pastore. Los toques en corto permitían filtrarse a espaldas de Cardona (de aceptable segundo tiempo) y Mejía por el centro. Esa progresión permite la descarga a la derecha con Tévez, quien devuelve hacia Messi al borde del área. Lío es víctima de foul por parte de Cuadrado, pero Banega toma el rebote y dispara en la medialuna, dando el balón en el ángulo superior del travesaño y poste, y yéndose desviado.

Luego, nuevamente un córner de Di María, cuyo rendimiento decayó en forma pronunciada en los segundos 45 minutos, generó riesgo. Cabeceó Otamendi, y Ospina se vuelve a lucir con una salvada magistral. El balón da en el poste, recorre la línea de meta y es despejada por Zúñiga, que se hallaba en el primer palo cubriendo el sector.

Ya pensando en los penales, Colombia introduce a Luis Muriel por un irresoluto Ibarbo. Martino hace lo propio retirando a un Di María que hacía largos minutos estaba decidiendo mal, para que Ezequiel Lavezzi vea sus primeros minutos en la competición.

Con Messi como abanderado, y con mucho amor propio, Argentina empujó hacia el arco del imbatible Ospina. En tiempo de descuento, Zabaleta vuelve a recuperar, ahora ante Muriel, y toca hacia Banega. Banega coloca un exquisito balón hacia Tévez a las espaldas de Zapata y Murillo. Ospina sale al encuentro de Tévez, apareado por Zapata, y en el choque, termina siendo el zaguero quien empuja levemente el balón hacia su portería. Cuando estaba por ingresar, Murillo en impecable cierre logra enviar el esférico a un costado, mientras Lavezzi se relamía por empujarla. Quedaría chance para un último córner de Banega, que encuentra liberado en el centro a Messi, quien opta por cabecear de pique al suelo. No logra conectar bien y el balón se pierde por encima del travesaño.

Final

Formaciones finales

Argentina encaró los penales a sabiendas que había llevado el peso del partido y había merecido mejor suerte. La tanda se inició con buenas ejecuciones en ambos lados (Rodríguez, Falcao y Cuadrado por Colombia; Messi, Garay y Banega por Argentina). Muriel es el primero en fallar, seguido por un Lavezzi que definió con suspenso pegando en el poste, y con Cardona dejándole la responsabilidad a manos de Biglia. En el quinto penal de la serie, Biglia desvía su remate rasante al lado del caño izquierdo de Ospina, obligando a ejecuciones de uno y uno.

La intención de Zúñiga queda en las manos de Romero. Ahora Rojo, con la misión de pasar de ronda, es el encargado de despilfarrar su remate: travesaño y arriba. Murillo, transformando la definición en algo insólito, marra su remate, dejándole la chance a Carlos Tévez. El Apache, aquél que había fallado en la última definición argentina por Copa América, ahora le dio el pase a la Selección a semifinales.

Intro2

Argentina fue muy superior a su oponente de nuevo, pero no lo pudo cristalizar en el marcador. Jugó su mejor primer tiempo de la Copa, creando situaciones, siendo muy preciso en el balón corto, y maniatando a un rival con potencial que se vio absolutamente desbordado. Generó innumerables chances de gol, alternando entre balón parado, explotación de espacios dejados por el rival, y recursos individuales de Messi. Sigue estando ineficaz de cara al arco, esta vez con un Ospina monumental en sus intervenciones. Para el segundo tiempo, se centralizó más en sus desplazamientos y se volvió más dependiente de las genialidades de Messi, a partir de la desaparición de Pastore y el menor rompimiento que Biglia pudo hacer. Asimismo, Di María, de muy buena producción inicial, decayó ostensiblemente. Los cambios brindaron vigor, pero no alcanzó para desnivelar, pese a que en los últimos 10 minutos contó con tres chances claras para hacerlo (dos rebotando en los postes). Los penales le siguen dando vida a una selección que otorgó un salto de calidad en su rendimiento pese a la igualdad, con un Messi en altísima performance, bien secundado por la firmeza de Zabaleta y el entendimiento táctico de Biglia y Mascherano. Otamendi está redondeando una competencia de gran nivel, mientras que Banega ingresó con buena química con Lío. Los puntos flojos fueron lo intermitente de Agüero en un rol que lo obliga a tocar poco el esférico, el bajón de Di María y Pastore, y algunas dudas en Rojo. Defensivamente, poco para reprochar, y su arquero volvió a ser clave en una tanda de penales. Tiene material Argentina para ganar este certamen, y va en alza.

Sabor decepcionante deja Colombia tras su gran Mundial. Pekerman ideó un partido que no se le pudo presentar, y luego hizo lo imposible para ir ajustando sobre la marcha, con aciertos y errores a lo largo del compromiso. Contó con una gran dosis de fortuna, pudiendo terminar empatado un encuentro que debió perder por buen margen. Pero las lecturas en forma de parche que fue efectuando le alivianaron algo más el cotejo a Colombia, aún siendo inferior durante los 90 minutos. Cardona terminó sirviendo para contener a Biglia y ensuciar más el pasaje por el medio, y Argentina poco a poco pasó a depender más de Messi que del trabajo colectivo. Las marcas individuales no surtieron tanto efecto, y es un punto a criticar, pero también es cierto que con su mediocampo muy debilitado, Colombia estaba en dificultades para controlar a Argentina en la previa, con demasiados volantes ofensivos y delanteros en su plantilla. El error más marcado de Pekerman es en la estructuración de su nómina, bastante despareja, con el atenuante que tuvo numerosas bajas previas justamente en la posición donde más problemas terminó teniendo: el doble cinco. Luego, su planteo inicial no fue correcto, pensando un partido muy abierto y sin contención central, pero con dudas logró parcharlo, aunque no bastó para tener un volumen de juego en ataque siquiera rudimentario. Además, hubo rendimientos individuales muy bajos en el cuadro cafetero (Falcao, James, Cuadrado, todos sus laterales), algunos de los cuales no eran esperables en la previa. En el saldo favorable, lo defensivo en Ospina y su zaga central, con el arquero, Zapata y Murillo redondeando una gran Copa América. Carlos Sánchez se erigió como bastión insustituible, y Jackson Martínez se mostró como su punta más eficaz en el certamen. Mucho deberá trabajar Pekerman para volver a la senda del juego colectivo que tantos dividendos le había otorgado

Copa América: Chile vs. Perú

Chile y Perú buscarán hoy, en el Estadio Nacional, a las 20.30hs., el pasaje a la final de la Copa América 2015. Los locales van de banca, por localía, por los recientes antecedentes y por las ayudas arbitrales (?). Perú, más visitante que nunca, intentará dar el batacazo. El vencedor de este encuentro se enfrentará el próximo sábado en la final al ganador del cruce entre Argentina y Paraguay.
CHILE-VS.-PERU

Sigue leyendo