Futuro perfecto

 

Aquí estamos señores, poniendo la cara trayéndoles a todos ustedes tengan caralibro o no (?) lo sucedido en los partidos de vuelta de estos apasionantes cuartos de final de la Copa 15 palos de soborno Libertadores. Sin gordos mafiosos a la vista, se han definido los cuatro equipos que continúan en la competencia, buscando dos de ellos disputar la ansiada final dentro de un mes y medio, ya que previamente las semifinales se disputarán a partir del 15 de julio, luego de que termine la Copa América y Brasil haya festejado su campeonato (?). Sin nada mas que rellenar agregar, pasemos a los resúmenes de los encuentros en estricto orden cronológico.

 

 

Tigres 2 (2) – Emelec 0 (1)

Con un gran marco para un cuartos de final de LA COPA en el Estadio Universitario de Monterrey, el tanto para igualar la serie (después del 1 a 0 para el local en Ecuador) llegó rápido con un centro cruzado de Rafael Sobis que nadie desvió pero engañó al arquero argentino Dreer. Todo indicaba que el equipo mexicano se llevaría por delante a los Eléctricos, pero salvo en un par de ocasiones (gran atajada del arquero a Esqueda y el error en la definición de Rivas) fueron los de Omar De Felippe los que se mostraron de mejor forma en los primeros 45 minutos.

Emelec intentó el ansiado gol de visitante apostando a la velocidad de su figura Miller Bolaños y tratando de aprovechar los espacios que otorgaba la defensa local en las inmediaciones del área de Nahuel Guzmán, pero no tuvo la profundidad necesaria. De todas maneras, tenía bien claro que aún tenía asegurada la definición por penales si lograba mantener el resultado como mínimo en el segundo tiempo.

Ya en la parte complementaria, los guayaquileños buscaron sorprender y estuvieron a punto de lograrlo, pero a instancias del juez de línea el árbitro anuló el gol del empate. El ingreso de Damián Álvarez por un desaparecido porque era de noche Guerrón le dio el aire necesario a Tigres para acercarse a Dreer y aunque el visitante seguía bastante sólido, el premio quizás excesivo para el local llegaría a los 80 minutos, otra vez con el brasileño Sobis como lanzador, en este caso de un centro desde la izquierda que cruzó el arco y Rivas solo debió empujar de cabeza en el segundo palo.

dfghdfghdfghdfghdg

La boca llena de mole poblano gol… A la izquierda el mexicano ya le bajó la tanga a un negro resignado (?)

Obligado a meter un gol, la visita tiró el resto pero el Felino logró cerrar su arco y festejar. 2-0 y semifinalista de la Copa Libertadores por primera vez en su historia. Instancia donde enfrentará a Internacional de Porto Alegre, en una serie donde pareciera estar un poco por debajo de su rival, pero de todas maneras tiene los jugadores necesarios como para intentar llegar a la tercera final para su Federación, luego de las fallidas experiencias de Cruz Azul en 2001 y Chivas en 2010 (precisamente ante el cuadro gaúcho). Emelec terminó redondeando una muy buena Copa, con cambio de entrenador durante la competencia incluído. Para el técnico argentino quedará el sinsabor de haber quedado afuera en una serie en la que no fue para nada inferior a su rival, pero en la que sus jugadores pecaron de pechofrios livianitos en los momentos clave de ambos encuentros.

 

De la videoteca de Jack Bauer: Ya lo dijimos durante la fase de grupos, la gente en Monterrey le dio bola a la Copa…

 

Internacional 2 (2) – Santa Fe 0 (1)

Después de la victoria agónica y mínima de Santa Fe en Bogotá, Inter estaba obligado a revertir la historia en el Beira Río y demostrar que no le pesaba ser candidato a pasar de ronda. Antes de que hubiera tiempo para especulaciones y planteos, a los dos minutos Juan abrió el marcador para el local con un cabezazo tras aprovechar un descuido defensivo de la zaga defensiva visitante. Con la ventaja en el marcador, el equipo gaúcho se dedicó a controlar la pelota aunque sin generar mayor riesgo en el área de Leandro Castellanos.

Juan choca el puñito con el duende hidrocefálico (?) de la tribuna

Juan choca el puñito con el mini me travestido de Mercado (?) en la tribuna

Con el pasar de los minutos, Santa Fe logró salir un poco del dominio brasileño generando algunas ocasiones de riesgo con rápidos contragolpes, aunque sin tener mayor efectividad por la mala noche de sus delanteros Luis Páez y Wilson Morelo, quienes no pudieron superar a la bien plantada defensa local. Así terminó el primer tiempo, sin que ninguno de los dos equipos pudiera imponerse demasiado frente al otro.

Para la segunda etapa, el conjunto de Diego Aguirre (quien se fue expulsado por reclamarle al árbitro tras una falta a un jugador propio) logró meter por momentos a los visitantes en su propia área y logrando que el arquero sea figura, salvando las arepas papas ante sendos remates de Valdivia y Andrés D’Alessandro, que fueron los hombres más incisivos en el frente de ataque.

Cuando la visita intentaba llegar con algo de claridad al área rival, las dos (correctas) expulsiones de Dairon Mosquera al minuto 67 y de Yulián Anchico al 82’, le quitaron toda posibilidad de plantear el partido en igualdad de condiciones, y debió refugiarse en su propio campo con la esperanza de llegar a los penales. Para completar el concepto “nos cagó el árbitro” que ya venían manejando los de Gustavo Costas, el referí a instancias de su asistente cobró un tiro de esquina cuando la pelota había dado de última en Lisandro Lopez. Y fue de ese #no fue corner al minuto 87 que llegó el segundo tanto para el local por intermedio de Mena en contra.

Conaproling (?) in the rain

Conaproling (?) in the rain

El visitante ya no tenía resto físico (llovió abundantemente durante buena parte del complemento) ni tenía enfrente al cholo Simeone la cantidad de jugadores suficiente como para intentar la heroica. Solo hubo tiempo para que Licha López desperdiciara un gol increíble por duplicado, con tiros en el palo y afuera con el arco vacío. Pensar que por varios años era candidato a integrar la Selección Argentina, por suerte en el mundial tuvimos mejores definidores (?).

Internacional ganó la serie de manera merecida, sin llevarse por delante a su oponente podemos decir que fue mas durante los 180 minutos. El mes que viene tendrá un duro adversario en Tigres para buscar meterse en una nueva final continental, pero éste escriba considera que el equipo brasileño por historia y sobre todo presente podrá llegar a la instancia decisiva. #Romero knows (?). Santa Fé cumplió un digno papel en esta edición, siendo el representante de su federación que mas lejos pudo llegar, y dejando en el camino a un equipo copero como Estudiantes. Podrá achacársele cierto resquemor a atacar a su rival en el partido de ida, quizás faltándole el respeto futbolísticamente hablando hubiera podido conseguir un resultado mas favorable. Igual, pura paja mental elucubración contrafáctica. Como bien dijo el General, una libra de cadera no es cadera la única verdad es la realidad.

 

Lo mas parecido a una tangana que hemos tenido hasta ahora, esperemos algo mejor para los cuatro partidos que restan todavía (?):

 

 

 

Cruzeiro 0 (1) – River Plate 3 (3)

Después del 0-1 en el Monumental, River iba a Belo Horizonte con la esperanza de hacer un gol para emparejar la serie. Gallardo presentaba dos cambios: la vuelta del freezado Rojas por fulbito Martinez y la reaparición de Mercado después de la suspensión por MammaN-Na (modo Niembr* off). Los primeros minutos mostraban al visitante plantado en campo rival, tratando de llegar con varios jugadores al área brasileña. Y ese adelantamiento casi le sale muy mal cuando antes de los 3 minutos Damiao la tiró afuera solo frente a Barovero. Enseguida contestó el millonario con un centro atrás al corazón del área que Mora no pudo controlar. A los 7 minutos el que probó fue Sánchez tras un rechazo de un tiro de esquina, y el arquero Fábio controló abajo. El local estaba con la defensa llena de agujeritos, y le bastaba a Mercado o Rojas por el costado opuesto con encarar directamente a los defensores para poder desbordar.

Muy poco del conjunto de Marcelo Oliveira en el primer cuarto de hora, con De Arrascaeta perdido entre Kranevitter y Ponzio, y dependiendo de las corridas de Willians por la izquierda para pasar mitad de cancha con la pelota dominada. Seguían manteniendo el control de la pelota los que menos tiempo jugaron para llegar a esta instancia (?), y a los 19 minutos llegó la apertura del marcador. La empezó Mora por la izquierda, alargó a Gutierrez para que el colombiano lo vea a Sánchez entrando como siempre por la derecha, quien solo debió controlar la pelota y ponerla con un disparo seco entre el arquero y el palo derecho.

"Vo', vo' te comiste a mi jermu"

“Vo’, vo’ te comiste a mi jermu”

Después del gol siguió dominando el trámite del encuentro el visitante, ante un enmudecido estadio que no podía creer el pésimo juego que mostraban sus jugadores, recién a partir de los 25 minutos comenzaban de a poco a poder pasar el balón en mitad de cancha con algo mas de justeza. Sin embargo ante la presión constante de los riverplatenses, generalmente la salida brasileña era a través de pelotazos largos de sus centrales, lo que simplificaba el trabajo defensivo de la última linea argentina.

Se emparejó la cuestión a partir de la media hora, sin que ninguno de los dos equipos pudiera sacar provecho de sus posesiones, y repartiéndose el control del esférico sin poder llegar con peligro a las áreas. Los de Gallardo contaron con algunos tiros libre en forma de centro para inquietar. A los 43 minutos, tras una presión alta de Rojas, Teo lo vio a Ponzio quien definió mal ante el arquero. Y sobre el tiempo cumplido, de un tiro de esquina desde la izquierda Maidana ganó en la cancha de arriba y con un gran cabezazo puso la pelota cerca del ángulo superior izquierdo para poner el 2-0 que clasificaba al equipo argentino y obligaba a los brasileños a convertir dos tantos si querían pasar a semifinales.

"Estoy volando, muchachos, realmente estoy volando!"

“Estoy volando, muchachos, realmente estoy volando!”

Al comienzo de la etapa complementaria, Cruzeiro se fue con DE TODO para adelante, con la idea de que un descuento rápido los volvería a meter en partido. Sin embargo seguía padeciendo su falta de claridad en la mayoría de sus jugadores porque eran casi todos negros y a los pocos minutos el visitante volvió a ser el dominador anímico y posicional. Quedó demostrado a los 51 minutos, cuando Teo Gutierrez con un toque se sacó de encima a uno de los horribles centrales locales y de borde interno la puso junto al palo izquierdo para definir la serie.

"Ussal li fard al subuh uayiban..." "que te pasa negro, se te cayó algo?" "vengo yo y lo apoyoooo" "bien Teo, bien, me firmás las bersa?"

-“Ussal li fard al subuh uayiban…” -“que te pasa negro, se te cayó algo?” -“agachate y conoceloooo” -“bien Teo, bien, me firmás la bersa en el vestuario?”

En el mismo estadio donde Brasil se comió 7 goles en un mundial (!), y donde Cruzeiro quedó afuera contra San Lorenzo (!!) y cayó goleado contra River (!!!), la gente se debatía entre chiflar e insultar a sus propios jugadores, o sólo insultarlos (?). El partido solo se seguía jugando porque no había manga por cuestiones reglamentarias. Los brasileños ni siquiera podían apuntarle al arco, llegaban hasta tres cuartos y enseguida se encontraban bloqueados por los medios del visitante, bien cubiertos por una última línea que no mostraba fisuras. En la hora de juego salió lesionado Mercado, ocupando el lateral Maidana e ingresando Pezella como central. Casi Sánchez mete el cuarto a los 64′

"Ah, usted es el jugador del brazo por pierna y pierna por brazo"

“Ah, usted es el jugador del brazo por pierna y pierna por brazo”

En el minuto 75 Damiao estrelló su remate sobre la base del palo derecho de un Barovero que tuvo una noche muy tranquila, Dos minutos después fue Allison el que intentó al segundo palo y la pelota dio en de lleno en el palo. Intentaba el local descontar al menos por verguenza deportiva, y el cansancio de varios jugadores argentinos les permitía encontrar algunos espacios como no habían podido conseguir en todo el transcurso del partido. Para el final quedó la expulsión de Gabriel, por cometer falta cuando el ingresado Martínez se aprestaba a definir.

River Plate realizó uno de esos partidos históricos que se dan cada muerte de obispo o detención de dirigente FIFA (?). Fue a Brasil con la obligación de ganar y lo logró con una actuación impecable en todos y cada uno de sus jugadores. Con un nivel de concentración solo visto en este equipo cuando tenía al vasco Arruabarrena enfrente, barrió de la cancha a un equipo brasileño que nada pudo hacer ante el vendaval de toques en velocidad y precisión. A partir de mediados de julio, luego del parate por la Copa América, enfrentará a Guaraní en el choque mas desparejo de estas semifinales. Sin ninguna duda el conjunto millonario afrontará luego su quinta final continental, donde buscará su tercera coronación en la Copa Libertadores.

 

De la videoteca de Jack Bauer II: Muy lindo el recibimiento, hermoso el estadio… pero hagan un Comparada muchachos porque internacionalmente no vuelven a ganar nunca mas nada, otra que Bela Guttmann…

 

 

 

Racing 0 (0) – Guaraní 0 (1)

En un Cilindro con un riesgo de explotación de moderado a alto (?), la Academia buscaba ser el cuarto equipo que lograra dar vuelta el 0-1 del partido de ida. En los primeros minutos el local buscaba profundidad sobre todo por su costado izquierdo, con el tándem Voboril-Camacho, siendo éste último el encargo de hacer de nexo con la dupla delantera habitual, Bou y Milito. A los 9 minutos fue el delantero que nunca ganó una Champions (?) el que quedó frente a Aguilar pero fue el arquero el que ganó el primer duelo. Los paraguayos buscaban aguantar con el control de la pelota cuando fuera posible y buscando con pelotazos largos a Santander para que luchara contra los centrales.

Hacia el cuarto de hora el trámite estaba emparejado, con el conjunto de Cocca sin encontrar los resquicios para entrarle a una defensa cerrada y contando permanentemente con la ayuda de sus medios. Recién a los 18 minutos volvió a llegar el local, estando Bou en posición adelantada cuando se prestaba a definir. En ofensiva los de Jubero dependían exclusivamente de algún error en la salida de los defensores blanquicelestes S.A cuando por querer salir jugando en ocasiones tocaban mal. A la media hora fue Milito el que exigió a Aguilar con un remate desde fuera del área que el arquero rechazó al tiro de esquina. Dos minutos después salvó otra vez el paraguayo tras un remate cruzado de Aued. 

-"Si!! 29% en una sola vez!" -"Mas 2 lucas por única vez en agosto!" -"Tomada, homologueame éstaaaa!!"

-“Si!! 29% en una sola vez!” -“Mas 2 lucas por única vez en julio!” -“Tomada, homologueame ésta!”

Esos fueron los mejores momentos de Racing en el primer tiempo, pero sin embargo todo eso se perdió a los 44 minutos cuando luego de un pase atrás corto de Grimi, Palau fue a buscar la pelota y Saja le tuvo que cometer penal para evitar el gol pero dejando a su equipo con un jugador menos. Salió Acuña para que entrara Ibañez a enfrentarse a Benítez. Y el autor del gol en el partido de ida quiso colocar la pelota junto al palo izquierdo y a media altura, donde llegaron las manos del recién ingresado para mantener con vida a su equipo.

La etapa complementaria presentaba la incógnita de saber si el ánimo en alza de los locales tras safar del penal en contra les alcanzaría para convertir al menos un gol para igualar la serie, teniendo en cuenta el jugador de menos y que en igualdad numérica no había podido superar a su rival. Y a los 47 minutos pareció despejarse esa duda, con una llegada de Milito en el área chica y enseguida tras un tiro de esquina hubo un embrolladero (?) en el área que no pudo ser aprovechado.

Empiecen a extrañarlo, hasta que vuelva Centurión con 35 años y un doctorado en La Sorbona (?), no tendrán otro igual

Empiecen a extrañarlo, hasta que vuelva Centurión con 35 años y un doctorado en La Sorbona (?), no tendrán otro igual

Luego de esas primeras aproximaciones pareció aplacarse un poco esa efervescencia tanto en el campo como en las tribunas. A los 57′ Cocca decidió mandar a Brian Fernández por un descolorido Camacho, para dejar tres delanteros netos en cancha que pudieran aprovechar alguna pelota que andara por el área. Cuando se cumplió la hora de juego otra vez Bou exigió al arquero desde una corta distancia y Aguilar mandó la pelota con una sola mano al tiro de esquina.

El partido empezaba a mostrar indicios de romperse, ya el mediocampo para los dos equipos era una zona de tránsito rápido, el sueño húmedo de las mujeres con ropa violeta (?). Se jugaba de tres cuartos de cancha de Guaraní directamente a las inmediaciones del área local cuando los paraguayos podían intentar alguna contra. Así a los 65 minutos probó Santander para que Ibañez rechace su remate desde fuera del área al corner.

Gracias a EL llegaron hasta donde llegaron

Gracias a EL llegaron hasta donde llegaron

El que era ya la figura del partido, Aguilar, volvió a salvar su valla a los 71 minutos luego de un disparo potente de Brian Fernández. El encuentro entraba ya en su etapa final, sintiéndose el visitante mas fuerte y confiado con cada minuto que pasaba y como causa/consecuencia el local empezaba a buscar a la desesperada. Casi Filipinni define la serie a los 75 minutos pero Ibañez logró bloquearlo. Parecía que cuando se decidiera atacarlo, la visita terminaría por conseguir el tanto que terminara todo, pero quizás por el cagonismo la inexperiencia no soltaba mas que un par de jugadores hacia el campo contrario.

Faltando diez minutos para que se cumpla el tiempo reglamentario, entró Romero el de Asunción (?) por un agotado Aued, para sumar a alguien mas que pudiera rematar de media y larga distancia, ante la imposibilidad del local de romper la defensa guaraní que se mostraba dura como una pared de ladrillos. Lo del local en los últimos instantes consistía solo en tirar la pelota al área rival sin ningún criterio, con varios jugadores sin altura para ganar por arriba. Se lo perdió Zlatander (?) abajo del arco tras una jugada de papi fútbol. La última jugada frente al arco fue un símbolo de lo que fue el recorrido de la Academia por esta competencia, con Bou empeñado en rematar sin ver a nadie mas. Durante la fase de grupos y en octavos eso le fue suficiente. En esta instancia no funcionó, y el partido concluyó con la alegría paraguaya y el desconsuelo de los curepí argentinos.

-"Ñande Yara ta nde rovasá..." -"Pensar que así se tiró Barbie Blanco, mmm"

-“Ñande Yara ta nde rovasá…” -“Pensar que así estaba tirada Barbie Blanco, mmm”

Guaraní llega a semifinales después de bajarse a dos ex campeones del continente, sin recibir goles en contra y ganando tres de los cuatro partidos. Enfrente tendrá a un River que no debería tener mayores inconvenientes para superarlo, con un mes en el medio que seguramente le saque a algún jugador importante a los paraguayos. Como ya dijimos Racing murió con la suya, donde pareció faltarle estado físico en el segundo tiempo, seguramente el clásico del domingo le terminó pasando factura en ese aspecto. La serie se terminó decidiendo indirectamente por los errores de sus defensores, Lollo haciéndose expulsar boludatontamente en el primer tiempo en Asunción, y Grimi entregando mal la pelota para atrás en Avellaneda.

 

Historias de Semivirgos y Debutadores – Vol VI: Zaire en 1974

Continuamos reseñando el andar mundialista de esas selecciones horribles que nunca cogen pero que pueden contar que “una vez salí con una hembra terrible….“. Esta vez hablaremos de la curiosa, accidentada y de algún modo triste historia de Zaire (el país que es hoy República Democrática del Congo) en el Mundial de 1974.

Zaire_World_Cup.jpg

Zaire peleando contra Brasil y el destino (Fuente)

 La historia de Zaire. O sea, la República Democrática del Congo… bueno, de esos…

Momento y nos geoposicionamos (?) primero: la región de El Congo es un área selvática del África Central, muy rica en recursos naturales y enmarcada dentro de la cuenca del río del mismo nombre. Incluye lo que hoy es Camerún, la República Centroafricana, la República Democrática del Congo, la República del Congo (no, no estoy repitiendo), GabónGuinea Ecuatorial. Ya desde finales del Siglo XV los europeos descubrieron a esta región como fuente de recursos de todo tipo, sobre todo marfil, caucho y – puta madre – esclavos. Para finales del Siglo XIX, en plena carrera imperialista por África, la zona estaba en disputa entre franceses, portugueses y británicos cuando se apareció en el área de manera fantasmal (?) el rey Leopoldo II de Bélgica, para proponer la creación de un estado con fines filantrópicos y de promoción de la civilización en la región del Congo. ¿Y quién iba a manejar ese estado? ¡Pues Leopoldo, marica, quién más!

Después de años de diplomacia, intrigas, fuerte lobby a favor y la ayuda de Monsieur Le Billetin, finalmente el rey belga logró en 1885 la aprobación de todas las potencias para de la creación del Estado Libre de Congo, territorio de más de 2 millones de Km cuadrados que pasarían a ser propiedad directa del rey. Ojo: no de Bélgica: propiedad del rey; así como un rico comprando una hacienda, la extensa región se convertiría en dominio personal del soberano. Todo se vendió como una operación de fines exclusivamente filantrópicos, de investigación y de progreso, pero resultó en una brutal carnicería y en un reino del terror que exterminó a la población local, dejó miles de damnificados y solo sirvió para beneficiar a Leopoldo y sus parceros. Qué partida de hijos de la gran puta. La región pasó a ser formalmente colonia de Bélgica en 1908 y lo siguió siendo hasta 1960, año en que se independizó como Congo en medio de un fenomenal mierdero ocasionado por la falta de experiencia de los locales en asuntos de gobierno. Finalmente, en 1965 llegó al poder Joseph Mobutu, antiguo sargento colonial y ferviente cristiano y que se mantuvo con sus oraciones a la Virgen María y a la CIA hasta que ambos le soltaron la mano en 1997. Bueno, el caso es que Mobutu se afiebró por la identidad nacional y promulgó una serie de medidas para reafirmar las raíces autóctonas por sobre la influencia europea; y entre otras renombró el país en 1971 oficialmente como República de Zaire. Este nombre se mantuvo hasta 1997, año en el que el país cambió su denominacíón oficial a Pepsi patrocina a República Democrática del Congo.

Zaire

Muy grossa sí era, la bandera de Zaire

Es por esto que hablamos en este post de Zaire, y no de Congo. Bueno, ahora sí, sigamos.

El fútbol en Cong… digo, en Zaire se comenzó a practicar fuertemente desde la colonia: de hecho la AFA congolesa se fundó en 1919 y muchos de sus clubes de hoy existen desde antes de la independencia del país (el querido TP Mazembe se fundó en 1939, por ejemplo). Como selección nacional jugaron su primer partido oficial en 1963 (victoria 6-0 a Mauritania) y tuvieron un progreso tan rápido que ya en 1968 ganaron la Copa Africana de Naciones disputada en Etiopía. Para 1970 no participaron porque la FIFA no aceptó su inscripción – no pudimos encontrar el porqué -, pero se prepararon con todo para lograr una histórica clasificación para el Mundial de 1974. Y desde este punto comienzan a verse los paralelos entre la historia de los zaireños con la de los haitianos en el mismo mundial: comenzando por el fuerte apoyo que le dio a su selección el corrupto y autoritario dictador del país. Mobutu también se pegó de la teta negra (?) de Los Leopardos y explotó ostentosamente sus victorias para mejorar su imagen. El dictador puso de su propio dinero (o el del Tesoro Nacional, total era lo mismo) para profesionalizar la práctica del deporte, se trajo entrenadores extranjeros – entre ellos el que los clasificó y dirigió en 1974, el yugoslavo Blagoje Vidinic – y permitió por un tiempo que sus jugadores se foguearan en clubes de la otrora metrópoli.

zaire-in-egypt-74-1024x591

La nómina de Zaire en la Copa Africana de 1974, disputada tres meses antes del Mundial. Nótese la talla del portero de arriba a la izquierda, ahora la volveremos a mencionar…

La clasificación de Zaire al Mundial de 1974 comenzó con una parida serie ante Camerún, que vencieron en triple partido (derrota y victoria 1-0 de visitante y local, y triunfo 2-0 en el juego de desempate disputado en la misma capital de Zaire (!!)), y otra sin demasiados sustos ante Ghana. Después de esto vino la ronda final ante Zambia y Marruecos en la que eran amplios favoritos los norafricanos (que dejaron buenas impresiones en México 70). Pero estos comenzaron mal perdiendo en Zambia 4-0, y Zaire se aprovechó para treparse en la cima del grupo ganándole a los Chipolopolo en sus dos partidos. Los marroquíes se repusieron al ganarle a Zambia, pero llegaban a su visita a Zaire el 9 de Diciembre de 1973 en Kinshasa con la total obligación de ganar, so pena (?) de quedar eliminados anticipadamente del Mundial. Pero esa tarde, ante una multitud de 20,000 tipos apeñuscados adentro y afuera de un estadio con capacidad para 8,000 (!!!), Zaire derrotó 3-0 a Marruecos y se clasificó por primera vez en su historia a un mundial de fútbol. El partido estuvo plagado de hechos irregulares: las crónicas del juego hablan de juego brusco de los locales que no fue reprimido por el juez (una crónica dice por ejemplo “Morocco’s key midfielder Ahmed Faras had been kicked to such an extent he was unable to continue” que traduce “al árabe lo cagaron a patadas”), o la invalidez del primer gol por supuesta falta al arquero marroquí. La Federación de Fútbol de Marruecos protestó oficialmente por lo que consideraron arbitraje parcializado del juez Néstor Pitanga (?) y renunció a jugar la vuelta aduciendo falta de garantías. Igual el partido no servía para nada: Zaire ya estaba clasificado al Mundial.

Las protestas de la Federación Marroquí no conmovieron a los cinco gordos africanos

Los zaireños estaban exultantes, y más aún cuando reafirmaron su buen momentaaaa ganando su segunda Copa Africana de Naciones, disputada tres meses antes del Mundial de Alemania. Acá abajo va un extracto de los goles de Zaire ante Egipto, en donde asombra ver la terrible paja para la presión al contrario de esos lados / esos tiempos. El caso es que Zaire era el rey de África y los futbolistas eran el orgullo de su nación. Mobutu les hizo regalos a cada jugador y los mimó tanto que tuvo que regalarles lo mismo a sus generales para que no estos no estuvieran celosos (!) (fuente).

El sorteo del Mundial de 1974 encajó a Zaire en un grupo jodidísimo: la todopoderosa Brasil y los durísimos europeos Yugoslavia y Escocia. El objetivo de clasificar se veía más lejano que la salida al mar de Bolivia, pero confiaban en alcanzar la categoría siquiera de “equipo digno” (la siguiente por encima de “equipo simpático”). El debut fue un 14 de Junio de 1974 en Dortmund ante una Escocia llena de figurones de la liga inglesa (Dennis Law, Kenny Dalglish, Bill Bremner, Joe Jordan), en un estadio semivacío ocupado solo por escoceses ebrios y alemanes sin ni mierda que hacer. El resultado final fue un respetable 2-0 (goles de Lorimer y Jordan, atención a las celebraciones tan gay de esos tiempos) que en todos lados lees hoy como “una sorpresa“, “un buen resultado“, “le opusieron más resistencia de la esperada“, pero que si miras las acciones del partido te das cuenta que no terminó en goleada simplemente porque ese día los escoceses dejaron la puntería en Aberdeen. Fue un festival de goles errados por los escoceses; por otro lado la ingenuidad y falta de conceptos de los africanos era ACSOLUTA, y aparte tenían menos ductilidad que la costura que evita que se le caigan a uno los huevos. Las únicas esperanzas para hacer partido eran rezar, confiar en su portero Mwamba Kazadi y aprovechar su velocidad y potencia para hacer algo en ataque. De hecho, ese partido sorprendieron un par de veces a los escoceses, pero los británicos se devoraron no menos de ocho ocasiones de gol cantadas.

Aquí es donde comienzan las leyendas fáciles, las versiones que hoy ya no se pueden comprobar. Hay algún reporte que menciona que los escoceses en medio de su desesperación, se dedicaron a putear a los zaireños diciéndoles “negros” (supongo que “niggers”) y hasta escupiéndolos. Pero esto no se ve en el partido, o al menos si pasó se nos ídem. Lo curioso es que estas historias y otras más salieron a la luz muchos años después de acontecidas, y nada se ventiló por esos días… Cuatro días después vino el segundo partido, en Gelsenkirchen contra Yugoslavia, que terminó en una terrible masacre: 9-0 con baile, restregada y revoleada de dedo que dejó la sensación que los muchachos de Zaire tenían menos nivel que los chismes de la farándula peruana. El partido estuvo lleno de perlas, como la llamativa falta de reacción del portero titular – y una de las figuras contra Escocia – Mwamba Kazadi en los dos primeros goles; su incinerada posterior cuando lo cambiaron a los 21 minutos (!) por el portero suplente de 1.68 m de altura Ndimbi Tubilandu (el de la foto de más arriba); la mortandad total y desubicación de una defensa zaireña que concedía más ventajas que Banfield a Boca en una negociación. Todo fue bizarro, coronado por la falta de piedad de los yugoslavos que hicieron nueve pero bien pudieron hacer tres más. Acá abajo está el match.

Años después algunos de los implicados por Zaire en LMDG (?) rodaron la versión que, en realidad, el equipo entró a la cancha desmotivado y distraído porque horas antes del cotejo se enteraron que no les iban a entregar los premios prometidos por clasificar al Mundial, y que algunos de ellos no querían siquiera jugar el partido. Para este servidor eso suena a excusa para justificar la muertez propia: miras el video el 2-0 de Escocia y del 9-0 y no encuentras mucha diferencia en el horrible nivel de los zaireños, salvo el tema del portero. La diferencia estuvo en quién tuvieron al frente: los yugoslavos tocaban más que Slayer y se dedicaron a llegar de manera más precisa, lujosa y contundente. De pronto la reacción de los arqueros fue terrible en varios de los tantos, pero tengamos en cuenta que estos mismos salvaron al menos cuatro goles más. Y que si fuera por falta de ganas, Zaire no hubiera siquiera tenido las dos o más ocasiones de gol que botaron por horribles. Pasa que las historias de “pobre equipo sufrido de tercer mundo y engañado por sus corruptos dirigentes” vende bastante, y de paso sirve para tapar la horribilidad propia.

Y el último partido fue contra Brasil, y este también tiene sus historias. La más divulgada apunta a que supuestamente el propio dictador mandó a amenazar a sus jugadores vía telefax (?) diciendo que lo de Yugoslavia había sido una vergüenza (bueno, ahí sí +1), y que si perdían por más de 3 goles que ni volvieran a su casa. Ahora, como los partidos entre Brasil, Escocia y Yugoslavia quedaron todos empatados, al Scratch le bastaba solo con ganar 3-0 para pasar de ronda (dejaban afuera a los escoceses), y bueno, precisamente así quedó el cotejo. Brasil fue una tromba los 90 minutos, pero por el mismo desespero (recién hizo el 2-0 a los 66 minutos y el 3-0 a los 79 con regalito del arquero incluido) se devoró bajita la mano como diez goles ante una casi infantil oposición zaireña. Pero el partido se recuerda sobre todo por LA jugada famosa del tiro libre…

…cuyo autor fue el defensor Mwepu Ilunga y que fue así: Brasil tuvo un tiro libre a favor y, con la pelota quieta esperando a ser cobrada, se baja (?) uno de la barrera y revolea el balón a la mierda. Jugada descolocadísima que hizo cagar de risa a Der Respetablën y que siempre sale a relucir en el recuento de los momentos bizarros de los mundiales. ¿Qué putas fue eso? Acá también hay muchas versiones por interné, que son gratis y cualquiera compra: según unos Mwepu estaba aterrorizado por las amenazas de su dictador y reaccionó desesperado por la inminencia del gol (mmmmhmmhhmhshshmmm…); según otras versiones Mweupu honestamente revoleó el balón porque pensaba que estaba permitido, pues los belgas así se lo habían enseñado. Otras dicen hasta que el jugador lo hizo para que lo expulsaran; lo cierto es que se ganó su amarilla y su sitio en el Libro de Burradas Mundialistas.

il_340x270.509797181_1721

Que se ganó su sitio en la historia, se lo ganó…

Con los resultados que logró en sus tres partidos, a Zaire no le alcanzó para clasificar (?) y volvió a su casa en medio de la indiferencia y/o el oprobio general. Los regalos prometidos nunca llegaron y tampoco la oportunidad de recibirlos: nunca más volvieron a clasificar a copas del mundo hasta el sol de hoy.

WORLD CUP-1974-YUG-ZAIRE

 

Pequeños vecinos: America de Rio de Janeiro

Vivir bajo la sombra de un club símbolo de una ciudad puede ser complicado. Pero, ser el humilde detrás de cuatro grandes que se llevan todas las luces en una de las ciudades más futboleras del planeta puede ser un gran desafío. El America de Río de Janeiro tiene un rica historia para contar.

jj (1)

El fútbol brasileño es muy diferente al del resto del planeta. Por el tamaño del país, su desarrollo y las grandes masas de población viviendo en varias ciudades, Brasil tiene la friolera de 12 equipos grandes: Inter y Gremio en Mina Porto Alegre, Atlético Mineiro y Cruzeiro en Mina Gerais, Corinthians, Sao Paulo, Palmeiras y Santos en San Pablo y, finalmente, Flamengo, Fluminense, Vasco da Gama y Botafogo en Río de Janeiro. Algunos se ganaron su nombre por su rica historia de triunfos y otros por su popularidad. En tierras cariocas, America surge como la alternativa al mainstream del futebol. Su estadio, inaugurado en 2000 con capacidad para poco más de 10.000 personas, se parece más al de Platense o Español que al titánico Maracaná. Sin embargo, los Rubros han sido una pieza fundamental del fútbol carioca en sus inicios, y hasta se han dado el gusto de patear un par de culos.

Aunque usted no lo crea, este club fue fundado (?). El 18 de septiembre de 1904, debido a diferencias irreconciliables con el Athletic club de Tijuca, los jóvenes Henrique Mohrstedt, Oswaldo Mohrstedt, Gustavo Bruno Mohrstedt, Alberto Koltzbucher e Jayme Pereira Machado e Alfredo Guilherme Koehler resolvieron la creación de este club y bautizarlo America Football Club. La reunión debe haber sido un toque larga, ya que su primer partido lo jugaron recién en agosto de 1905 (?), perdiendo por 6 a 1 ante Bangu.

En 1906, de los grandes de Rio solo Fluminense y Botafogo jugaban al fútbol y jugaban en Primera División del flamante Cariocao, disputado desde 1906. Por su parte, Flamengo y Vasco da Gama todavía eran clubes de regatas, el deporte favorito de la élite de esa época en esos pagos. Por ese entonces, América debutaba en la segunda división de Rio. Los Rubros tendrían sus colores en definitivos en 1908, cuando el socio Belford Duarte sugirió cambiar los colores de negro y blanco a rojo tras ver el uniforme del colegio Mackenzie de San Pablo. Gran excusa para disimular cuando te pescan mirándole el escote a una pendeja (?). Ese mismo año debutaría en Primera, siendo tercero. Tras ser segundo en 1911 y un tercer puesto en 1912, llegaría la hora de romper la telita (?), al llevarse su primer Campeonato Carioca en 1913 con 12 victorias sobre 15 partidos.

Ya con seis campeonatos de Rio de Janeiro en el lomo, en 1945 empezaría a ganar roce internacional, con dos victorias ante la Selección de Chile y dos partidos ante Everton y Unión Española que no le importan a nadie. En 1951, los Diablos vencerían a Arsenal y Portsmouth de Inglaterra en el Maracaná, aprovechando la gira de ambos clubes por Sudamérica. Tal vez envalentonados por el éxito o por la inminente Libertadora (?), en 1955 hicieron una gira de 18 partidos por Europa, de los cuales ganaron 13.

El año 1960 sería el cierre de la mejor época de América, con la obtención de su séptimo y hasta hoy último título carioca. Esa etapa coincidiría con el inicio de la unificación de los títulos brasileños, que hasta ahora solo competían de manera regional. La Copa de Brasil, creada en 1959, llegaba con ese fin. El cambio de formato coincidió con la caida en desgracia de los Rubros, que solo pueden ostentar un tercer puesto de la Copa en 1961. Ya bajo el formato de liga en 1971, América recién logró entrar en la Primera División nacional en 1982, año en que la atleantaría toda (?) ganando el Torneo de Campeones, un certamen organizado por la CBF con los primeros y segundos de cada región. Levantaría este trofeo, disputado solo ese año, al vencer por 2 a 1 en la final a Guaraní.

AmericaRJ_650x402

América se mantuvo sin mayores sobresaltos en la Serie A, incluso siendo terceros en 1986, hasta que descendió por un motivo archi super mega pelotudo (?): Con la venia de la CBF, los grandes clubes armaron un torneo a su medida, con dos módulos para separar a poderosos de modestos, y América resolvió no presentarse a modo de protesta. La FIFA apretó a los dirigentes brasileños y se regresó al formato de ascensos y descensos en 1988, relegando a América por sus ocho derrotas por negarse a jugar.

Ya definitivamente en el ostracismo (?), América volvería a los primeros planos en 2006, al ser tercero en el Campeonato Carioca, lo que le valió una plaza en la Copa de Brasil. Sin embargo, cuando parecía que había un nuevo despegue, el equipo no estuvo a la altura e incluso terminó descenciendo a la Serie B carioca por primera vez en su historia en 2008. Cuando parecía que nadie podía defenderlo (?), llegó al América el Chapulín Romario, quien se sumó para darse el gusto de jugar en el club del que era hincha su padre. Su aporte al club alcanzó para que los Diablos fueran campeones y regresaran en apenas un año. Cuando decimos aporte nos referimos a su presencia y conocimiento, porque apenas jugó un partido, aunque resultó ser el que terminó significando el ascenso.

0,,18794246-EX,00

Desde un nuevo descenso en 2011, América lucha por regresar a la Serie A Carioca, ya que no tiene presencia en el esquema de ascenso nacional. Marcha primero junto a Sao Goncalo FC, con 10 puntos tras cuatro fechas, en las que lleva tres victorias consecutivas. ¿La figura? El delantero Somalía, quien a los 37 años va por el ¡21°! club de su carrera.

p1350704_1

 

El fin de la historia

Mientras dormíamos, o tal vez bailábamos (?), la justicia norteamericana generó un quiebre en la historia del fútbol, al detener a siete de los dirigentes más pesados de la FIFA en Zurich, a tres días de las elecciones presidenciales. Una causa de sobornos, arreglos y transas que puede cambiar para siempre la burocracia del deporte rey. Sigue leyendo

En llamas

Luego del traspié en Jáuregui, el “Dragón” volvió a su costumbre de escupir fuego por la boca (?) y sumó una nueva víctima: Defensores de Belgrano le ganó 1×0 al necesitado Colegiales, aprovechó que sus perseguidores no vencieron y así, sacó más ventaja en la cima de la Primera “B”. Lo que se jugó de la fecha 16, más el panorama (parcial) de la “C” y la “D”, acá.

defensores

Sigue leyendo