Grandes arqueros argentinos: Julio Elías Musimessi

Esta vez vamos con la historia de uno de los mejores arqueros de la década del ´50. Quien pasó a la historia como “el arquero cantor”, fue el dueño indiscutido del arco de Boca por varios años, teniendo también destacada participación en la selección nacional.

Julio Elías Musimessi nació en Resistencia, ciudad que por aquel entonces pertenecía al Territorio Nacional del Chaco, el 9 de julio de 1924. Desde muy chico practicó deportes, pero el que más le llamaba la atención no era el fútbol, sino el basquet. Y al igual que otros grandes que hicieron historia en este puesto, el joven Julio llegó al arco de manera fortuita.

En su caso, fue cuando el arquero de su equipo del potrero sufrió una lesión en medio de un partido, por lo que sus compañeros -al conocer sus habilidades maniobrando la pelota con las manos- no dudaron y decidieron ponerlo en la valla. Pese a cierta reticencia inicial de su parte y animado por sus amigos que le veían condiciones, Musimessi decidió probarse en Central Norte, club de su ciudad natal que participaba de la Liga Chaqueña.

Tras haber debutado a los 16 años en el primer equipo de esa institución, al poco tiempo a Julio lo fueron a buscar desde la otra orilla del Río Paraná: es que su siguiente destino fue Boca Unidos, el club que por aquel entonces (y hoy también) era uno de los más importantes en el panorama futbolístico de un noreste argentino que estaba totalmente relegado para la AFA.

Sin embargo, su paso de 3 años por el fútbol de la Liga de Corrientes le serviría de trampolín para llegar a una institución que sí jugaba en el círculo superior: Newell´s Old Boys. Con la llegada del arquero chaqueño a la ciudad de Rosario -teniendo apenas 19 años de edad- daba verdadero comienzo a su carrera profesional.

Newell´s Old Boys:  salto a primera

Pongámonos en contexto: si bien el rojinegro había llegado a participar de la Primera División de AFA en 1939 (8 años después que la mayoría de los clubes que a mediados de la década del ´40 jugaban en la elite), no menos cierto es que en 3 de las 5 campañas previas a la llegada de Musimessi al club, el mismo había tenido rendimientos fenomenales: sendos 3º puestos en los torneos del ´39 y ´41 y un 4º lugar en el certamen del ´42.

Pero la campaña de la “Lepra” en 1943 fue bastante mala (12º colocación) y en gran parte por ello la dirigencia rosarina decidió buscar un arquero, sumado a la partida del peruano Juan Honores a Platense. Y ahí es donde entra en escena este chaqueño.

En 1944 el desempeño de Newell´s fue un poco mejor, terminando el equipo ubicado en el 9º puesto entre 16 competidores. Con el también recién llegado Miguel Ángel López como titular, Musimessi arrancó el año mirándola de afuera (N.deP.: la figura del arquero suplente llegaría recién en 1959) y debió aguardar hasta la 13º fecha para tener su bautismo de fuego: fue en Liniers, la tarde del 16 de julio, aunque poco pudo hacer el joven arquero para evitar la derrota por 3-1 ante Vélez, que ese año volvía a la “A” después de algunos años en el ascenso.

5

Para colmo, si bien el juvenil se mantuvo como titular en los siguientes partidos, NOB debió enfrentar sucesivamente a dos de los clubes “grandes”, encuentros que se saldaron con derrota 3-1 en Rosario ante San Lorenzo y ajustada caída 1-0 en Nuñez ante River. Y aunque no podía culpárselo exclusivamente a él por las derrotas de su equipo, convengamos que no debe ser sencillo para un arquero debutar en la elite y que su club sume 3 caídas al hilo.

Pero el 6 de agosto del ´44 la suerte comenzó a cambiar para Musimessi: ese día, en cancha de Banfield, a los 10 minutos de juego le atajó a Héctor Gualdoni el primer  penal que le pateaban en su carrera; esa circunstancia terminó envalentonando a Newell´s, que terminó llevándose un buen triunfo 2-0. Julio terminó jugando 13 partidos en aquel campeonato del bautismo, dejando una buena impresión y registrando apenas una presencia menos que López, quien al finalizar el torneo abandonaría el club.

Para 1945 la campaña del cuadro rosarino fue levemente mejor que la anterior (8º colocación), pero Musimessi siguió con su progresión y fue el dueño indiscutido del arco: arrancó la temporada como titular y hasta la fecha 19 se ausentó en una sola ocasión. Luego sufrió una lesión y eso conspiró contra el rendimiento rojinegro, toda vez que en las restantes 12 jornadas se rotaron 3 arqueros en el puesto, un número demasiado elevado para un equipo que pretenda un mínimo de solidez.

Newell´s no podía escapar de la medianía y para 1946 el equipo terminó en el 10º puesto, lejos de pelear la permanencia pero aún más lejos de los primeros planos. Musimessi ya empezaba a ser conocido en el medio y sus actuaciones por lo general eran buenas, jugando en ese campeonato en 28 de los 30 encuentros que su equipo disputó. ¿Los otros 2? Los disputó Eusebio Chamorro, un juvenil que había debutado el año anterior por su lesión y que en los años siguientes pelearía con él por el puesto, perdiendo casi siempre la pulseada.

En 1947 Julio no pudo evitar con sus atajadas que NOB siguiera bajando escalones en la tabla, terminando ubicado en la 12º colocación. Ese año el chaqueño disputó 19 de los 30 partidos, jugando Chamorro apenas 4 cotejos y Laureano Feliciani (otro de los que lo había reemplazado fugazmente en el ´45) los 7 encuentros restantes del torneo. Pese a contar con sólo 23 años al final de esa campaña, Musimessi acumulaba casi 8 decenas de partidos en primera división, una cifra para nada despreciable en la década del ´40.

Newells1948.jpg

1948 fue un año de inflexión en la campaña de este arquero: sus buenos rendimientos fueron acompañados por los de sus compañeros, y después de más de media década Newell´s cumplió una destacada campaña: 5º puesto final, con el arquero litoraleño presente en 20 de los 30 compromisos del año.

El único torneo en que Musimessi fue suplente en Newell´s fue el de 1949. Chamorro acaparó casi todos los partidos y Julio apenas pudo participar en 5 de las 30 fechas del certamen en que los rosarinos repitieron la muy buena 5º colocación. Ese buen torneo de NOB fue el preludio de una linda gira internacional que encaró el club a fines de ese año: con punto de partida el 25 de diciembre en el mítico estadio “San Mamés” de Bilbao, ante el Athletic Club, el elenco rosarino protagonizó 14 partidos en Europa, siendo la primera vez que un cuadro de tierra adentro andaba por el viejo continente para desplegar algo del fútbol que se jugaba en esta parte del mundo.

España, Portugal, Alemania y Bélgica fueron los países que la “Lepra” visitó, en los que se ganó los aplausos y el reconocimiento internacional por sus buenas actuaciones, registrándose apenas dos derrotas en el tramo español de la gira (ante Real Sociedad y el Deportivo), la cual se extendió hasta el 26 de febrero de 1950. Cabe acotar que Musimessi arrancó la misma como suplente, pero una lesión de Chamorro en el partido jugado en Riazor, posibilitó que aquel jugase algunos encuentros cumpliendo destacadas actuaciones.

9.jpg

Para 1950 la taba se invirtió, Musimessi recuperó lo que era suyo y fue titular en 30 ocasiones, mientras que su relevo en apenas 4; pero la campaña fue mediocre y los rosarinos culminaron en el 11º puesto. Misma ubicación que en el torneo del ´51, con el “agravante” de que antes habían sido 18 los participantes de la máxima categoría y ahora fueron 17, en un campeonato en que Musimessi atajó en 22 de las 32 fechas disputadas; ya no estaba Chamorro en el club y su principal competidor fue un tal José Manuel Castro, alguien con quien volvería a competir años más tarde en otro lugar.

La peor campaña de NOB mientras estuvo Julio en su arco fue la última, la de 1952: si bien el equipo zafó holgadamente del descenso (gracias a la pésima campaña de un Atlanta que apenas logró 10 puntos sobre 60 posibles) el 15º puesto era la peor ubicación de los rosarinos desde que en el ´39 se habían afiliado a la AFA. Pero pese al pésimo torneo que realizó NOB, desde la gran ciudad hacía rato que le habían echado el ojo al chaqueño, quien ese año jugó 29 encuentros y sólo faltó en una ocasión. Y así fue que para comienzos de 1953, uno de los clubes más importantes de la Argentina se hizo con los servicios de un arquero relativamente joven (28 años) pero con casi una década de experiencia a sus espaldas.

Después de 183 partidos oficiales defendiendo el arco de la “Lepra”, nada menos que Boca Juniors iba a ser el nuevo destino de Musimessi, quien en el club de la ribera se reencontraría con viejos compañeros como los zagueros Juan Carlos Colman y Francisco Lombardo, quienes habían llegado al CABJ en 1950 y 1952, respectivamente.

Boca Juniors: la consagración

Luego de alternar buenas y malas campañas en su paso por Rosario, Musimessi al poco tiempo de su llegada a Boca (adonde arribó por gestión de un Alberto J. Armando que poco después llegaría a la presidencia del club) conocería la hermosa sensación de ganar un campeonato. Y si bien solamente pudo ganar un título durante su estadía de más de un lustro en el “Xeneize”, no menos cierto es que fue el único arquero campeón del club en el largo período comprendido entre 1945 y 1961. Pero vayamos por partes.

MusimessiLook

Cronológicamente hablando, su estreno con la camiseta de Boca fue el 26 de marzo de 1953, en un amistoso ante el Flamengo que terminó 1-1. Pero el debut oficial llegó un par de semanas más tarde, cuando el 5 de abril fue el arquero titular del “Xeneize” en el valioso empate conseguido sin goles en Rosario ante Central, justo ese “Canalla” que había sido su gran rival a lo largo de casi 10 años vestido de rojinegro.

Y si bien no fue con victoria su estreno por los puntos, a nivel individual él cumplió con creces. Sin embargo, pese a sus buenos rendimientos en los 28 partidos jugados, la campaña sería mucho más floja de lo esperado -el CABJ apenas terminó 7º entre 16 equipos- y sólo se salvó el año con sendos triunfos en los clásicos ante el River que venía de ser campeón y que en ese torneo retuvo su corona: fue 3-2 visitante en el “Monumental” el 19 de julio (encuentro en el que fue clave atajando un penal) y 1-0 local en la “Bombonera”, el 1º de noviembre.

1954 no fue un año más en la vida de Boca. Sucede que el título local logrado en aquel año, fue la única alegría en el período comprendido entre los títulos de  1944 y 1962. Ya lejana en el tiempo la vuelta olímpica lograda en el ´44 por el auriazul, si bien no existían el exitismo y la histeria de estos tiempos en nuestro fútbol, se palpaba cierta presión por lograr una nueva estrella en el firmamento boquense. Pero basado en una granítica defensa que tenía al protagonista de esta historia como última reserva para evitar la caída del arco propio, el conjunto dirigido por una gloria del club como Ernesto Lazzatti -pese a no contar con una buena delantera- fue un campeón inobjetable.

Como curiosidad de este año festivo, puede destacarse que así como Musimessi se retiró ganador en los 2 clásicos de su primera campaña en el club, en el torneo que su equipo ganó la corona, mordió el polvo en los dos enfrentamientos anuales ante River: fue caída 1-0 como local en la primera rueda y derrota 3-0 en Nuñez cerca del final del certamen, cuando el CABJ dejó pasar la chance de coronarse campeón en la casa de su eterno rival, algo para que lo debería esperar una década y media.

thumbnail

En esta gloriosa campaña, la segunda con los colores azul y oro en el pecho, el chaqueño fue nuevamente amo y señor del arco, postergando esta vez al nicoleño Héctor Ricardo, veterano que llegaba desde Uruguay y que en su año despedida del fútbol apenas pudo jugar en 5 de los 30 partidos del CABJ aquel año.

Luego de esta conquista del ´54 el pueblo boquense debería esperar 8 años para volver a gritar campeón, ya con el gran Antonio Roma en el arco. Pero ello no fue óbice para que con sus atajadas domingo a domingo, Musimessi se constituyera en uno de los goleros más respetados arqueros de nuestro país. De hecho, durante su etapa en el club de la ribera Julio fue el titular de la selección argentina que ganó el Sudamericano de 1955 en gran forma, como ya se detallará.

Al igual que ya lo había hecho en NOB, en Boca el tipo también se impuso rápidamente como titular gracias a sus condiciones, su carisma y su personalidad ganadora, lo que sumado a la particularidad de arriesgarse a jugar sin rodilleras y con las medias bajas (algo para nada común en un golero por aquel tiempo) le valió una gran popularidad.

Claro que Musimessi para ser tan popular no se valió solamente de lo que hacía dentro del verde césped, sino que para ello influyó también su condición de -buen- cantante de chamamé, motivo por el que pasó a la historia con un apodo único e inolvidable: “El arquero cantor”. En esa faceta, la que desarrollaba en espectáculos públicos y también en medios radiales, el tipo llegó a grabar una de las versiones más difundidas y vendidas de “Viva Boca”, chamamé que no compuso él como erróneamente se suele recordar (la letra es de Américo Cipriano y la música de Eduardo Pauloni) pero que sí cantaba, que fue un verdadero récord de ventas y cuyo estribillo quedó definitivamente incorporado a la cultura “Xeneize” y futbolera gracias a esa interpretación suya.

Incluso, en plena actividad como jugador del CABJ llegó a tener un programa en Radio Argentina, en el cual los domingos por la noche se juntaba con colegas de distintos clubes a analizar lo que había pasado en la fecha de primera división. Y al final, invariablemente, invitados por el carismático anfitrión, sus invitados terminaban junto a él entonando diversas canciones, en un clima de camaradería que dejaba bien claro que la rivalidad terminaba a la tarde una vez que sonaba el pitazo final.

Volviendo al plano futbolístico, hay que decir que en 1955 Boca no pudo retener la corona, pero al menos terminó 3º y subió al podio. Envalentonado por su gran campeonato anterior, Musimessi tuvo asistencia perfecta en las 30 fechas disputadas y continuó su camino hacia la idolatría del pueblo boquense. Además, ese año fue una garantía en el inolvidable 4-0 sobre River, jugado en campo de Racing la mañana del 17 de agosto… lástima para él que en el final de la segunda rueda no pudo evitar la derrota 2-1 ante el “Millonario”, que gracias a ese triunfo dio la primera vuelta olímpica de su historia en “La Bombonera”.

En 1956 Armando dejó la presidencia del club (volvería en 1960 para una segunda etapa que duró 20 años) y Boca repitió el 3º puesto del año anterior, sufriendo nuevamente el título logrado por su eterno rival. En el año en que debutó en el mediocampo un pibe de inferiores llamado Antonio Ubaldo Rattin, el protagonista de esta historia jugó 21 encuentros sobre 30 posibles. En los otros 9 quien atajó fue Castro… el mismo tipo que había sido suplente suyo en Rosario y que no pudo evitar tener el mismo destino cuando llegó esa temporada a La Boca.

3

1957 fue el año del tricampeonato de River, antes de entrar en ese cono de sombras del cual recién saldría en 1975. Pero el CABJ -a diferencia de las 2 temporadas previas- no pudo siquiera subir al podio esta vez, finalizando en la 4º colocación, la que se debió en gran medida a una nefasta racha de 10 fechas sin triunfos. En una campaña en la que ya no estuvieron dos símbolos “Xeneizes” como su gran amigo el “Comisario” Colman y Natalio Pescia, el “1” chaqueño volvió a decir presente en los 30 partidos del torneo, tal como había ocurrido en el ´55.

En un año que fue bisagra para el fútbol argentino como 1958, el CABJ peleó el título pero no pudo evitar que Racing se coronara como el mejor de la Argentina. Luego de jugar un desempate ante San Lorenzo recién en abril del año siguiente (!), Boca se quedó con el subcampeonato, siendo la primera vez que Julio no era el titular indiscutido en el arco del club: disputó 14 de los 32 encuentros del año, siendo postergado en 18 oportunidades por un Héctor Giambartolomei que, llegado desde Estudiantes, le hizo comprender al veterano que el final de su ciclo en la ribera se acercaba.

1959, el que fue su último año en Boca, estuvo plagado de reveses para Musimessi, en absoluta oposición con lo que habían sido sus anteriores 6 torneos en la ribera. Para empezar, el “Xeneize” finalizó justo en la mitad de la tabla, en un gris 8º puesto; además, en un certamen donde el arco no tuvo un titular fijo, el también apodado “Gato” pudo atajar muy poco en forma oficial, disputando apenas 7 encuentros del torneo (Giambartolomei atajó en 9 ocasiones y Osvaldo Ayala, un joven justamente chaqueño surgido de inferiores, lo hizo en las 14 restantes); por otra parte, en este torneo recibió la única expulsión de su carrera, en el triunfo 1-0 ante Estudiantes en La Plata; y por último, su despedida oficial -el 7 de junio- fue con derrota en La Boca, 2-1 ante Huracán, un club que en los primeros 27 años de profesionalismo apenas había ganado 3 veces en esa cancha.

Sin embargo, esta última mala campaña a nivel equipo pero también individual, en modo alguno iba a empañar la idolatría que el tipo se había ganado en muy buena ley entre el pueblo boquense. Encima se fue del club con saldo favorable en los clásicos oficiales ante River: estuvo presente en 11 encuentros, de los cuales su equipo ganó 5, empató 2 y perdió 4. De hecho, su mejor momento de ese mal año fue indudablemente en el clásico de la rueda inicial: la tarde del 19 de mayo Boca goleó 5-1 al “Millonario” en Brandsen 805.

Más allá de aquel partido ante el “Globo”, la real despedida de Musimessi en Boca se dio en un amistoso disputado el 26 de agosto del ´59. Fue ante un combinado de Paraná, con goleada “Xeneize” 6-1 y él jugó los segundos 45 minutos, poniendo fin de esa manera a un ciclo brillante que constó de 155 partidos por torneo local (además de 2 por la “Copa Suecia” y 64 amistosos), un título y el recuerdo imborrable de grandes actuaciones defendiendo uno de los arcos más grandes de América.

Green Cross: digna despedida

Para quemar los últimos cartuchos de su extensa trayectoria, el veterano y prestigioso arquero eligió -al igual que muchos compatriotas en ese tiempo- ir al fútbol de Chile, país en el que había dejado un gran recuerdo por su actuación allí en un torneo ganado con la selección.

Musimessi fue titular en el Green Cross que ganó el torneo de la Primera “B” chilena en 1960, por lo que su estreno del otro lado de Los Andes no pudo haber sido mejor. Con las limitaciones lógicas de quien ya tenía 36 años de edad, pero haciendo gala de muchas de las virtudes que había exhibido en el fútbol argentino durante una década y media, Julio fue uno de los puntales en el ascenso del “Pije” a la máxima categoría trasandina.

2.jpg

FOTO GREEN CROSS 1960

Pero si se habla del Green Cross, es imposible no hacer referencia a la tragedia del 3 de abril de 1961: aquel día, un avión que transportaba a parte del equipo se estrelló en la Cordillera de Los Andes al volver de un partido en Osorno, contándose entre las víctimas fatales el argentino Eliseo Víctor Mouriño, compañero de Musimessi en el Boca campeón del ´54 y quien había viajado simplemente para alentar a sus nuevos compañeros, ya que estaba recién llegado al club y no podía jugar por lesión.

El arquero, al igual que otros compañeros, había abordado un segundo avión en Osorno (que haría más escalas que el vuelo siniestrado) y esa fue la gran diferencia entre vivir y morir… sería esta la primera vez que el chaqueño esquivaba milagrosamente a la muerte, mas no sería la última.

Pocos meses después de esa tragedia y ya sin motivación por jugar, Julio Elías Musimessi anunció su retiro de la práctica activa del fútbol. Sin embargo tiempo después tendría un breve retorno, ya con 42 años de edad: en 1966 y parte de 1967 integró el plantel del modesto Club Atlético Ituzaingó, que por aquel entonces militaba en la “Primera de Aficionados”, actual Primera “D” y último escalón del ascenso directamente afiliado a la AFA. Luego de eso sí, “el arquero cantor” decidió que era el momento de colgar los guantes para siempre.

Selección: gran nivel y una coronación

Casi simultáneamente a su llegada en 1953 a Boca, Musimessi logró la primera convocatoria de su carrera para defender el arco de la selección, llamado por un Guillermo Stábile que había agarrado como técnico a comienzos de la década del ´40 y que se mantendría así hasta el Mundial ´58, también conocido como “el desastre de Suecia”.

8

Su primer partido fue el 7 de diciembre de 1952 en Madrid, ante España, selección que si bien no era una potencia gozaba de cierto respeto en el ambiente del fútbol. Y el tipo estuvo a la altura de las circunstancias, atajándose todo ese día y siendo vital para el triunfo 1-0 del elenco de Stábile: “En ese partido atajé tanto que me pusieron “El Gato” como apodo”, recordó Julio una vez ya retirado.

En julio del año siguiente España le devolvió la visita a Argentina en Buenos Aires y se repitió el resultado, con otro gran partido del arquero. Fue tan bueno el nivel del chaqueño en los encuentros ante el conjunto europeo, que el mismísimo Santiago Bernabeu lo quiso comprar para el Real Madrid. Sin embargo, Musimessi rechazó la oferta alegando que su amor por la camiseta de Boca podía más y que a eso no había cifra que lo superara: “Me vinieron a buscar, es verdad, pero los dirigentes de Boca apelaron a mi sensibilidad de boquense. Me dijeron que por la misma plata tenía que quedarme porque era hincha. Y me quedé”, tales fueron sus propias palabras varios años más tarde.

11.jpg

El punto más alto de su campaña en la selección fue el Sudamericano de 1955, en el cual jugó los 5 partidos de la albiceleste y se coronó como campeón. Si bien como era habitual en aquel tiempo, el certamen se jugó con el sistema de todos contra todos, el combinado dirigido por Stábile llegó a la fecha final a enfrentar a Chile -país anfitrión- en igualdad de puntos y de diferencia de gol, tras vencer 5-3 a Paraguay, 4-0 a Ecuador y 6-1 a Perú, además de empatar 2-2 ante Perú.

Aquella jornada del 30 de marzo -que comenzó con una tragedia en la que murieron varias personas, pues la venta de entradas se hizo el día del partido y en las afueras del estadio, motivo por el cual la ansiedad de los chilenos por ver en vivo y en directo la chance de que su equipo levantara la Copa América por primera vez rebalsó cualquier previsión- en un encuentro muy parejo la Argentina logró sacar una ventaja mínima cuando Rodolfo Micheli marcó a los 14 minutos de la segunda etapa el 1-0 que sería definitivo. Desde el arco, Musimessi dio muestras de gran solvencia y desactivó cada uno de los intentos de la selección local, frustrando a los 65.000 chilenos presentes en el Estadio Nacional y siendo clave para la obtención de un nuevo título del equipo nacional.

Cabe destacar que por rendimiento, seguramente hubiera sido el arquero argentino en el Mundial de 1954. Pero al igual que otros notables jugadores, fue víctima de la política “abstencionista” que el gobierno de Juan Domingo Perón ya había implementado 4 años antes en la máxima cita del fútbol; por ello, jamás sabremos qué hubiera pasado con Julio si Argentina decidía participar y atravesaba con éxito las eliminatorias para Suiza ´54. Ya para el mundial siguiente tenía 34 años y su carrera estaba cerca del cierre, siendo el arquero el gran Amadeo Carrizo… con el resultado por todos conocido.

 

El retiro: alejado del fútbol

Luego de finalizada su carrera como futbolista, Musimessi se alejó totalmente del ambiente. Fue así que decidió iniciar un emprendimiento comercial, atendiendo su propio bar en la localidad bonaerense de Castelar. Pero una noche de 1986 -mientras comenzaba a cerrar su local- fue abordado por una patota que le exigió la reapertura del mismo para poder seguir tomando unos drinks (?). Ante la negativa del ex arquero, los violentos respondieron atacándolo a tiros e hiriéndolo de dos disparos; por ello, estuvo internado varios días en grave estado, mientras recibía la visita de ex colegas como, por ejemplo el nombrado Carrizo.

MusimessiRetirado

Luego de superar ese duro trance Musimessi lograría recuperarse. Continuó con el bajo perfil disfrutando de la familia y del calor de quienes lo reconocían como uno de los íconos futboleros de la década del ´50, hasta que su vida se apagó finalmente el 4 de septiembre de 1996, a causa de un derrame cerebral.

De estilo volador y dotado de gran agilidad, y más allá de la veta pintoresca del personaje, el nombre de este chaqueño aparece inevitablemente a la hora de pensar en los grandes arqueros que tuvo la Argentina en las décadas del ´40 y ´50. Tiempos de apellidos como los de Carrizo, Cozzi, Rugilo, Dominguez y tantos otros colosos, enfrentando además a notables delanteros con los que se midió durante años, ganando y perdiendo pero jamás dejando de estar a la altura.

Por ello, incluir en esta sección a Julio Elías Musimessi, al “Gato” o al “arquero cantor”, a ese hombre de arrojo que fue ídolo en Newell´s y Boca, es simplemente un (pequeño) acto de justicia.

Anuncios

140 comentarios en “Grandes arqueros argentinos: Julio Elías Musimessi

  1. Incluso, en plena actividad como jugador del CABJ llegó a tener un programa en Radio Argentina, en el cual los domingos por la noche se juntaba con colegas de distintos clubes a analizar lo que había pasado en la fecha de primera división.

    Le gusta a 2 personas

  2. Buen dia postazo como siempre en esta seccion.
    Che una pregunta, ese adefesio de camiseta suplente de arlequina q se filtro en las redes (?) es posta?

    Me gusta

  3. era el arquero de boca cunado mi viejo era chico, por eso siempre hablama de musumessi…
    “musimessi, collman y edward, lombardo, mouriño y pescia…” repetía cada vez que se ponía en pedo(?)

    en 2015 recién encontraron restos del avión donde la quedó el gran capitán, en gallego eliseo mouriño… ídolo del taladro y de boca

    Me gusta

  4. Me quedé pensando en lo mismo que Romero, tratando de transpolar ahora a un programa de radio, de tele, de streaming, donde se juntaran los jugadores después de una fecha:

    (Se escucha cumbia cheta)

    Brian Sarmiento: Eeeeeeeeh, guacho, qué onda? Tamo activo? Acá estamo bien ATR con lo pibe para, que se yo, contarle como le pinté la cara al boludo de acá enfrente
    Gastón Aguirre: Callate pelotudo, que te voy a volar la cabeza, gil!
    BS: Si ni me pudite agarrá en todo el partido, gato!
    Lisandro Magallán: Yo creo que deberíamos retomar la compostura y hablar un poco de la polémica de la fecha, la mano que no se cobró en San Lorenzo – Argentinos Juniors
    Pisculichi: Fue alto robo, macho! Se vio clarito que le pegó en la mano al boludo este!
    Angeleri: Ya lo dije, man! Me estaba acomodando la vincha, tenía el pelo hecho un desastre, fue re casual!
    BS: Casual es que te comas una mina porque tenés una pinta de puto que caga brillantina que no da más!
    Y ahí se empiezan a trenzar todos a las manos. El director desde el control le pregunta al productor
    _Cuánto duraron esta vuelta?
    _ Creo que 4 minutos
    _Bueh, uno más que la semana pasada. Manden al gato con las Pitusas y sale compilado de patadas
    (?)

    Buen post Pablo, como siempre!

    Le gusta a 12 personas

  5. No sabía lo del chapecoensaso de Eliseo Mouriño…

    mi viejo dice que se hizo de Boca por el campeón del 54, en la casa no le daban bola al fútbol, mi abuelo paterno era de racing eso lo dice todo (?)

    Me gusta

  6. Claro, se habrá hecho de racing de chico, pero nunca le dio ni pelota al fútbol… es mas, hay un par de anedas de mi otro abuelo fanático del rojo chicaneándolo al respecto en las pocas veces que se vieron …

    Me gusta

  7. pero no cuenta para el muestreo porque su racinguismo era testimonial…

    igual eso de moishe=rojo es mas propio de Avellaneda propiamente, donde había muchos de la cole y el roji en su barrio al principio era mas de clase media y profesiones liberales…

    igual tengo primos enfermos de racing, en todo el sentido de la palabra (?)

    Me gusta

  8. 19 no se eh, para mi hay mas judios de RC. Y siguiendo con incomprobables, hay mas hinchas de ñul (rosarinos o no) que de RC (rosarinos o no) en buenos aires. Excluyendo doble casacas.

    Me gusta

  9. 24 – You talking to me? (?). Por mi abuelo, mi vieja y mi hermano 12 años mayor… De hecho el único de River era mi viejo, porque sus padres (a quienes no conocí), eran de San Lorenzo. Evidentemente no era tan termo (?)

    Me gusta

  10. Ah, y hablando de echar de la casa, una vez mi sobrina (tiene 13 años, aclaro antes que pidan foto, hijos de puta (?)) osó decirle a mi hermano decirle que era de San Lorenzo por los compañeritos, a lo cual mi hermano respondió llevándole la mochila a la puerta y diciéndole: bueno, entonces te vas a vivir con ellos, porque acá no va a vivir nadie que sea de San Lorenzo… si, el salió bastante termo (?)

    Me gusta

  11. Por favor, por mi que mi hijo sea puto, gallina, chaqueño (?) o fan de batman (?), no lo voy a querer menos.

    Lo único que tiene prohibido de grande es ser policía (o milico) y decir cosas como “pero yo digo de alma, no de piel”

    Lo primero ya se lo aclaré directamente, lo segundo depende mas de mi y mi mujer

    Le gusta a 2 personas

  12. tranquilate romero, la vida da sorpresas y uno no puede manejar para dónde irán los hijos, mirá si le termina gustando el basket, mirá si te sale judío(?)

    Me gusta

  13. Buenas. Gran post, como todos los de esta saga.

    Esos pantalones puestos de corpiño me hacen acordar a mi suegro, que también cantaba el chamamé musimussísico.

    En casa mis hijos son del cuadro que quieran ser. Siempre que quieran ser de Estudiantes, lógico. Si no que se busquen otra casa. Por ahora vamos bien.

    Le gusta a 1 persona

  14. El otro día estaba hablando con el hijo de uno de mis compañeros de laburo respecto al casi nulo interés de mi pibe por el fútbol. O sea, dice que es de Boca y la Selección, dos cosas incompatibles (?). Cuestión, que el flaco me dice que de chico tampoco le daba bola, pero principalmente porque el padre es fana mal, enfermo casi, del Ciclón. Y que cuando lo veía al padre viendo un partido o escuchándolo por radio, lo veía sufrir tanto que asociaba al fútbol con algo malo.

    Ahí me puse a pensar que a mi pibe por ahí le pasa lo mismo cuando el papi le dice DEJAME VER UN PARTIDO EN PAZ!!! Y me escucha putear y sabe que PAvón es un jugador de Boca porque ha sentido cuando vertía una serie de epítetos sobre su persona (?). Y por ahí pasa un poco eso.

    Para mí era todo lo contrario, al viejo lo veía poco por su laburo y Boca era como el nexo que nos juntaba.

    Le gusta a 4 personas

  15. Boinas…

    El post, como siempre, buenísimo. Nunca oí hasta hoy hablar de Musimessi.

    El tema de a quién le va tu hijo, si le gusta el fútbol, está muy claro. Ante todo, persuasión, mano izquierda y argumentos irrebatibles.

    Por ejemplo… un sobrino mío amagó hace ya años con cierta conversación sobre lo mucho que le gustaba cierto equipo que vestía de blanco.

    Argumento irrebatible: “si pretendes que tu tío ejerza de tal cuando te dan cuartelillo -tu cumpleaños, las Navidades, las excursiones que todos sabemos que haces y nadie lo dice para que yo también te de la paga de vez en cuando… EN ESTA CASA NADIE HABLA DE ESE REJUNTE DE HIJOS DE PUTA, Y MENOS LOS ENSALZA.”

    Mano de santo… oiga. Como tratamiento de refuerzo, un escudito por aquí, un llaverito por allá, una historia del equipo para que vaya leyendo, una entrada para ver el Osasuna-Barça…

    Curación total. Ahora es irredento, por la cuenta que le trae. Como debe ser.

    Me gusta

  16. Por eso Arquero, lo peor que podemos hacer es empujarlos hacia donde nosotros creemos que es lo correcto, o para repetir un nexo que nosotros tuvimos…

    nada es igual

    mirá en 30 años cuando tu pibe le diga a un amigo “le compre la capa de batman al nene pero ni bola, está con la pelota todo el día, le traje el sable laser y tampoco, me preguntó si era un banderín del corner… yo no entiendo, ser nerd era el nexo que tenía con mi viejo, bueno te dejo, que tengo que picar 10 kilos mas de piedra para cumplir la cuota diaria que exige la ama todopoderosa Antonia Macri” (?)

    Le gusta a 7 personas

  17. Mi cuñado hincha de P&C le dejo a su hijo (mi sobrino) q eligiera lo q quiera, no tenia problemas. Viven por Dominico, asi q todos pensaban q podria ser de alguno de los de avellaneda o arsemal. Pero no, le trajeron una camiseta de Riber, una naranja puede ser? y le gusto…y ya esta…se hizo hicnha parece, 6 pirulos el pendejo. q se yo….

    Yo me hice hincha por dos cosas, cada vez q pateaba a los 3,4 años mi vieja decia: gollll de boca……ese repetir constante fue como una publicidad subliminal (?), asociaba a la pelota con Boca. Y lo q termino de forjar fue el campeon del 92, tmb tendria 4 años. ya esta ahi selle mi pasion (?), mi viejo jamas me dijo nada, y el miraba partidos de lo q hubiera eh!. Podria haberle salido de Mandiyu (?)……q quiero decir con esto? ni las puta idea, q se yo…..hay cosas q simplemente se dan a veces.

    Le gusta a 1 persona

  18. 44 – Bueno, a mi en teoría, me salía más fácil decir Boca que River y se ve que me quedó (?). Bah, las palabras con R se me traban hasta el día de hoy, así que fue una buena elección (?)

    Le gusta a 1 persona

  19. Con respecto al controvertido y difícil tema de la herencia de “hinchismo cluberil” (?) Mis hijos son fanáticos de Ñobel aún viviendo en Bs As. Supongo que con verme sufrir a mi delante del televisor debe haber creado algún tipo de empatía (mirá, pobre viejo… etc.) Ahora sufrimos delante del celular esperando que aparezca el mensajito de novedades del partido, porque cable ya no… Como cuando éra niño y en la transmisión del Gordo Muñoz esperaba la conexión con “Roberto Reyna en Rosario cómo va Ñul?” Gana Ñul 1 a 0 con gol de Cucurucho Santamaría, José Maria…”

    Le gusta a 2 personas

  20. yo estoy esperando que salga el capítulo de pepé santoro… sabemos que es ‘una debilidad’ del autor y también sabemos que era un buen arquero, con mucho carácter pero que no le deba el piné para sentarse en la mesa con los amadeos carrizos, los dominguez o los filloles o gattis… es decir, quiero ver cómo la dibuja(?)

    Me gusta

  21. Me imagino a Batero con los hijos (que deben ser grandes) todos alrededor de un nokia1100 mirando la pantallita y esperando el grito de gol en Promiedos…

    se me parte el alma, mirá (?)

    Le gusta a 5 personas

  22. 32. Eh, amigu, como decía Lalo hace mucho, el basket “es un deporrrrrte”. O como que llevé a Eusebito a un club que -raramente en este país- le da más bola al basket que al fulbo, (que allí este último un deporte marginal) y el guacho turro, va y está corriendo junto con otros 21 desquiciados (Borges dixit).
    ON topic: Otro que jugó al basket antes q el fulbo, fue Goyén. SIn ser arquero, el 13 Abreu, que cuenta siempre (después de decir que e padre es policía) que le sirvió para dar los dos pasos previo a saltar para cabecear

    Me gusta

  23. Si, hay varias, y de hecho páginas de internet también. Pero cuando éramos niños y no íbamos a la cancha, LT3 no llegaba a Buenos Aires…

    Me gusta

  24. Por lo general en horarios de partidos estoy tocando o ensayando. Así que tengo que hacer el aguante en Promiedos…

    Me gusta

  25. El hijo de Varsky no es de NOB siendo el padre hincha de Boca? Creo que la historia la contó.

    Yo me hice de Boca porque somos todos de Boca en la familia. Mi vieja, muy fana de Boca, iba embarazada de mi a la cancha (1984. Año heavy encima). Después mi viejo me llevó bastante de pibe. Mis sobrinos de Boca porque mi cuñada también es de Boca pero para hacerle la contra a su familia, que es toda de River.

    Anécdota muy buena. El 26J mi vieja estaba viendo el partido con mi cuñada y su madre (que es de River fanática). Mi vieja no sabía en ese momento que ella era de River y cuando se consumó el descenso mi vieja por todos lados “tomen gallinas de mierda!!! se van a la B!! Son de la B!! *inserte termeada*” y mi cuñada le dice “mi vieja es de River”. Las caripelas de todos… no hay precio.

    Le gusta a 8 personas

  26. Buen día.

    Mi viejo, simpatizante de racing, sin mucho interés en el fútbol, capaz porque está rengo de polio.

    Del lado de mi vieja, todos de River, ella jugaba voley en el club, mi abuelo y mi tío socios vitalicios, en fin.

    Encima la primera vez que me llevan a la cancha (entro con el carnet de mi primo) es para este partido:

    8 años tenía, imaginate.

    Le gusta a 4 personas

  27. incluso cuando mi viejo vivia en bsas
    la llamada era el domingo y comentabamos el partido
    gran recuerdo.
    odio el futbol, pero le ha dado a uno buenos momentos de relacion (más allá de gritar un gol o salir campeon HACEMUCHOYASE)

    Me gusta

  28. HABER
    gran foto (por la represnetación del kilombo y la desprolijidad histórica de nuestro fobal)

    bargas, saa, wolf, carnevale, x telch
    x, brindisi, ayala, ladringhton, ¿chaparro?

    Me gusta

  29. Marty, tu viejo te tuvo grande no?
    Porque para haberle dado polio tiene que haber sido chico durante los primeros 50…

    y si vos sos categoría 88…

    bueno, quizás tenía menos de 40 cuando naciste

    no dije nada (?)

    Me gusta

  30. Bargas, Sa, Wolff, Carnevali, Heriberto Correa y Telch. Abajo: Mané Ponce, Brindisi, Ayala, Babington y Chazarreta

    Me gusta

  31. heriberto correa, sí señor!
    el único paraguayo que jugó en la selecta
    muy bien batero
    a mané ponce no lo sacaba ni en pedo (de hecho ni recordaba que había jugado)

    Le gusta a 1 persona

  32. que raro que le haya dado polio Marty, después de la epidemia del 56 (creo) empezó la vacunación y se erradicó rápidamente…

    Me gusta

  33. vengo a pedir públicas disculpas al señor Marty por doc cosas

    1) me cagué de risa cuando leí “rengo de polio”
    2) cuando leí “mi vieja jugaba al voley en el club” mi único pensamiento fue “qué lindo culito debe tener”

    SI SEÑOR, SOY UN MIERRRRRRRRRRRDA PERO LO CORTES NO QUITA LO VALIENTE…

    Le gusta a 5 personas

  34. 84, No hay ofensa, primero porque a mi viejo le chupa un huevo, hasta lo apodan “el pata”, y segundo porque tendrías que haber pensado “que lindo culito DEBIA tener”.

    Me gusta

  35. yeg4, pepé no aceptó ser suplente de carnevali (que era mejor, pero no con tan buen pasar deportivo)
    pero si mal no recuerdo, creo que terminó integrando el plantel

    Me gusta

  36. Había escuchado lo de Perón pero parece que es cualquiera. Encontré esto en el Grafic*

    53 PEPE NO, PATO SI
    ¿Es lógico que alguien no quiera jugar en un Mundial? Pepe Santoro dijo no. Cuando el cuerpo técnico lo designó para atajar en el 1-2 contra Brasil, y luego en el 1-1 ante Alemania Democrática, el arquero de Independiente dijo no y esgrimió sus razones: “No me tuvieron en cuenta durante la gira, nunca jugué, no me siento seguro”. En realidad, Pepe destilaba ira porque creía haber hecho méritos para ser titular desde el primer día. Su deserción le abrió la puerta a un debut histórico: contra los germanos atajó el tercer arquero, un jovencísimo Ubaldo Matildo Fillol, héroe de la consagración argentina en el Mundial siguiente.

    http://www.elgrafico.com.ar/2014/05/30/C-5306-95-historias-de-la-seleccion-en-los-mundiales.php

    Me gusta

  37. y de estas series de post se ha dicho todo pero no está demás insistir: QUE POST DEL CARAJO PABLO PARA UN PUESTO QUE NO LE IMPORTA A NADIE

    en casa mi abuelo era de ensuciantes (de hecho era el primo hermano de la bruja) pero se murió cuando yo tenía 4 años así que zafé que me cague la vida haciéndome de ese club

    lo único que hizo bien mi viejo conmigo fue regalarme a los 6 una camiseta de Boca que use hasta que se me empezó a cortar la respiración por lo chica que me quedaba… era hermosa, esa con el azul medio opaco que era una belleza

    mi abuela, cuando no hubo forma que la use me hizo un muñeco con ella que tuve muuuucho tiempo

    a los 8 mi tío me llevó a conocer el templo en un partido con tense y ahí supe que mi vida sólo podía teñirse con estos colores

    gracias papá por la camiseta (ahora, andate bien pero BIEN a cagar)
    gracias tío por haberme hecho conocer el templo
    gracias abu por ese muñeco y todo el amor que me diste
    morite gago
    rompete pronto mehssi

    Le gusta a 1 persona

  38. a los 8 recién conocí el templo porque la situación económica en casa era bastante mala…. algún día les voy a contar…

    Me gusta

  39. Entonces el payaso se resume así:
    Un abuelo primo de la bruja verón, el otro hincha de Atlanta, terminó siendo hincha de Boca con coqueteos con el rugby y un doc entrometido.

    Me gusta

  40. miralo a Martincho tirando la piedra y escondiendo la mano… VAAAAAAAAMOS QUE A VOS YA TE CACHARON VAAAAAAARIAS VECES RELOJEANDOLE EL UPITE A LAS MAMAS DE LOS COMPAÑERITOS DEL TUYO EN LOS TERCEROS TIEMPOS….

    Me gusta

  41. una anecdota graciosa con el tema de la polio

    una vez un amigo de mi tio que habia sufrido polio, respondiendole a la pergunta de “QUE TE PASÒ?” le contaba a un sobrinito que la polio fue una enfermedad que afectaba a los musculos, bla bla bla
    y el nene le pregunta ¿Y POR ESO TENES ESA PANZA?

    en fin, como el payaso con Mehsi,
    CADA QUIEN VE LO QUE QUIERE VER

    Le gusta a 5 personas

  42. cumple Roly?!?!?!?!? FELICITA PARA USTE AMIGO ROLY!!! QUE PUEDA TENER MUCHOS ENGANCHES ENDIABLADOS MAS DE ESOS QUE REGALA EN EL VERDE CESPED SINTETICO Y QUE LUEGO DEL PARTIDO MIENTRAS SE ESTA BAÑANDO LE APAREZCAN AHI MISMITO EN LA DUCHA 3 TROLAS SUECAS PARA CUMPLIRLE LAS FANTASIAS MAS ROÑOSAS Y DE PASO TAMBIEN LE APAREZCA CRIS MIRO ZOMBI JUNTO MISTER ED (EL CABALLO, FORRO, QUIEN VA A SER?) TAMBIEN ZOMBI Y SE LO GARCHETEEN TAMBIEN PORQUE USTE SE MERECE ESO Y MUCHO MAS ENFERMO SESUAL DE MIERRRRRRRRRDA

    ABRASO

    Le gusta a 3 personas

  43. “una anecdota graciosa con el tema de la polio”

    hay que ser SORETE eh…

    a ver quién se cuenta una graciosa con el tema acv, cancer o sifilis

    Me gusta

  44. Miralo al canceroso, cerca de dirigir en un mundial…

    los peruanos suspendieron el fútbol local un mes hasta que se juegue el repechaje, asi los jugadores locales (que son varios) entrenan tranqui

    Me gusta

  45. si claro Bad, no dudo que tu amigo se haya reído para dejar pasar el mal momento cuando vos desubicadamente te le cagaste de risa en la jeta

    el amigo polioso de Bad: “la polio es una enfermedad que afecta la médula y provoca problemas musculares”
    pendejo preguntón: “ah, por eso tenés esa panza”
    EAPDB: “no, por eso estoy en silla de ruedas y me arrast”
    Bad: “JUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA TE DIJERON PANZON RODADO 28 JUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA”
    EAPDB: “emmm… si si… jaja… permiso” (se aleja para llorar en un rincón)
    Bad: “JUAAAAAAAAAAA TE PASASTE PENDEJO JAJAJAJ SOS MAS GRANDE QUE ALDO”

    SO-RE-TE

    Le gusta a 3 personas

  46. El tipo que tiene esas cosas y puede hacer chistes, es un genio. El amigo de Bad la debe tener re clara y seguro que el chiste le pasó como por un tubo (?)

    Me gusta

  47. No me diga que al zaparrastro que hace feliz a su hija lo agarró mirandole el ukelele a SheM?
    Estos pendejos no tienen códigos.

    Me parece una buena iniciativa, Romie.
    No prohibiría, pero si sugeriría fuertemente con cartelería y premiaría con sorteos o similares.

    Me gusta

  48. Acá es la fila para los que tenemos parientes con menos inteligencia militar que Moctezuma? Chelo, ayudame (?)

    Me gusta

  49. JAAAAAAAAAAAAAAA HIGUAIN Y AGUERO JAJAJAJAJA!!!!!!

    y mascherno diciendo que su meta es estar sí o sí en rusia JAJAJAJAJA

    es todo de ustedes FORROS… DISFRUTENLOS!!!

    Asociate vos también a la campaña #ELSAPATENIARAZON y sé uno más de los FORROS que no querían ver LO RECONTRA EVIDENTE y ahora es tarde. Con tu contribución además ayudás a la fundación “MUERTE por un mundo mejor”

    Le gusta a 2 personas

  50. Estoy escuchando a los de Fox Radio Chile (para ver qué decían de la eliminación) y manejan el mismo idioma que los periodistas deportivos argentinos. Rumor = Información. SIDA en cualquier lado.

    Me gusta

  51. 118. mismo letrero que Velez, que fue el primero en sentir pavor que sus hinchas muden de camiseta, en función de un club que en 1982 los hechizaba por la fiesta en sus tribunas

    Me gusta

  52. La actitud de Radamel anoche no es la de un cristiano a carta cabal. Fue la de un futbolista enfermo por mantener un resultado. Es la segunda vez que nos decepcionas, la primera fue apoyar el pacto que hizo Santos con las Farc entregándole el país al castrochavismo, al homosexualismo, al comunismo de las Farc.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.