Reseña de infortunados, pintorescos y sin gloria de Mundiales de Fútbol – Vol II: UEFA

Así como hicimos hace unas semanas con los de la Concacaf, haremos otro repaso a esos desafortunados, pintorescos, bizarros, muertos, cagados que han aparecido (bueno, no todos, como veremos) en los mundiales de fútbol. Hoy nos enfocaremos en los de la rica, opulenta y poderosa UEFA, vieja estirada y prepotente pero que también tiene sus muertos…

Julio Salinas (España)

01_Salinas

Algunos tienen buen recuerdo en general de este longilíneo (?) y desbaratado centrodelantero oriundo de Bilbao, cuya carrera en clubes acumuló registros no brutalmente impresionantes pero sí confiables (246 goles en 557 partidos) con las camisetas de Athletic, Barcelona, Sporting o Alavés, entre otros. Otros (más o menos el 97.887% de los encuestados) te dirán que el tipo era un torpe grandote bastante inhábil, que nunca ganó un Pichichi a pesar de jugar en uno que otro equipazo y que con su selección sumó 21 goles en su gran mayoría poco importantes – en mundiales hizo tres, a Irlanda del Norte en el 86, a Yugoslavia en el 90, a Corea del Sur en el 94, en fase finales de Eurocopa pasó en blanco. Pero igual el recuerdo de la afición sería benévolo, como pasa con todos nosotros a medida que se nos viene encima la muerte (?), si no fuera por esta famosa jugada del Mundial de 1994 (abajo en el video a los 00:37), en un paridísimo partido de cuartos de final contra Italia, con el marcador en ese momento 1-1:

El terrible e incomprensible fallo se vio magnificado por el hecho de ver minutos después al gran Roberto Baggio tener una ocasión parecida que resolvió, bueno, como Roberto Baggio y no como Salinas. Ah, y también como el partido supuso la eliminación española, la afizión (?) fabricó bilis a partir del recuerdo de esa jugada perdida de Salinas (me los imagino en los bares y posadas de La Mancha (?) a tipos amargados mascullando al humo de un puro “¡Era por arriba, Salinas, coño!“), de tal modo que la jugada pasó a ser parte de la extensa leyenda negra del fútbol español. Hoy es una figura respetada en su tierra, pero sospecho que si España no hubiera ganado todo lo que ganó de 2008 para acá el recuerdo de la gente por allá no sería tan lindo.

Mehm*t Schöll (Alemania)

Scholl

Bueno, le puede decir a los nietos que estuvo en el Mundial…

Un crack del fútbol alemán noventero, era Mehmet Scholl. Volante ofensivo muy talentoso, hábil e inteligente para jugar y hacer jugar, pilar del Bayern Munich con el que ganó ocho ligas (record en Bundesliga junto con Oliver Kahn y Yuastaiga), una copa UEFA y una Champions. Era un ídolo total de su club y uno de los mejores jugadores europeos de la década, pero nunca jugó una copa del mundo. ¿Y por qué no? Simplemente porque estaba más salado que concha de sirena: tenía el tino para coincidir sus lesiones más graves con la cercanía de una copa del mundo; fue por esto que no fue a los dos en los que pintaba como fijo para titular: en 1998 y 2002. Para el pobre Mehmet la lista de convocados al mundial era como la kryptonita (?), por lo que al final se tenía que contentar con el rol de ver los partidos por televisión. Durísimo. Para 2006 hubo una campaña masiva de los hinchas para que Jürgen Klinsmann convocara a Scholl al mundial (hasta recogida de firmas hubo); pero el técnico, como buen alemán, no tenía corazón y no lo convocó.

Stéphane Guivarc’h (Francia)

Guivarch

Su apellido quería decir “Caballo veloz” en bretón (era oriundo de un pueblo de Bretaña). La referencia equina le cuadraba precisa a este delantero absolutamente mediopelo que militó en Guingamp, Auxerre, Stade Rennais y Newcastle, entre otros, y que se recuerda casi que unánimente como uno de los más horribles campeones mundiales de los últimos tiempos. A nivel de clubes mostró números respetables en la liga francesa, pero con la selección sus actuaciones fueron de nivel más que (?) mediocre, con solamente un gol (uno) en catorce partidos con la selección francesa, hecho en un amistoso a Sudáfrica en su debut. Por eso no se explica cómo lo mantuvo Aimé Jacquet como habitual titular en el mundial de 1998: jugó en seis de los siete partidos de ese torneo (incluso en la final deambuló 68 minutos en cancha antes de ser sustituído por Christophe Dugarry), en contra de la opinión de todo el mundo. Lo que nos lleva a considerar la teoría que Jacquet tuvo un sueño en el que se vio celebrando el título del mundo y en la cancha estaba Guivarc´h, pero jajajaja, esto es demasiado absurd… momento!

Comparación

¿Quién de los dos es el ofendido? a) Fred; b) Guivarc´h; c) Todas las anteriores

Después del mundial emigró al Newcastle pero le fue horrible, y desde ahí su carrera en clubes se fue al carajo hasta que las lesiones lo obligaron a retirarse. Hace unos años su nombre fue recordado al nombrarlo como número uno de este listado del Daily Mail, lo que generó la airada reacción del delantero bretón, que dijo entre otras cosas que “…el Daily Mail (…) me importa un carajo. Donde estoy, nadie lo menciona (…) Pero vamos al punto, los ingleses. ¿Qué han ganado ellos desde la copa de 1966? Nada. Ellos inventaron el juego pero deberían enfocarse mejor en su propia selección, porque no han progresado en muchísimo tiempo”. Bueno, aquí sí la embocó al ángulo Stepháne…

11111

Una de las fotos del Daily Mail… you bloody codeless british!

 Cardeñosa (España)

Antes de la jugada de Salinas el mentado Libro Negro del Fútbol Español tenía en cubierta el no-gol de Cardeñosa en Argentina 78. El mentado jugador era un habilidoso volante oriundo de Valladolid, que desarrolló casi toda su carrera en Betis de tan buena manera que hace parte de las leyendas históricas del club sevillano. Debutó con la selección española en un partido brutalmente áspero (que reseñaremos por acá algún día): el histórico triunfo contra Yugoslavia en Belgrado por las eliminatorias al Mundial de 1978 que significó la clasificación española y en el que metió el pase para el gol de Rubén Cano. Cardeñosa fue titular los tres partidos que disputó España ese torneo, pero quedó en la memoria colectiva, en el zeitgeist peninsular hispánico (?) por esta terrible jugada al minuto 74 del segundo partido de primera ronda que terminó 0-0 contra Brasil:

Pobres españoles, cómo el destino les revolió el dedo antes de 2008. Imagínate ser un español y vivir esa jugada en su momento. El sufrimiento en vivo al ver como Cardeñosa, luego del pivoteo de Santillana que le gana el salto a Leao, recibe el balón en total soledad frente al arco vacío, se acomoda para su pierna zurda, reacciona con parsimonia, piensa dos microsegundos más de lo requerido, se mete en el barro del hoy Jose María Minella, y patea sin convicción directamente a la pierna de Amaral. Ese no-gol le ardió tanto a los españoles que aparecía como un mantra de dolor (?) en cada acostumbrada frustración española en mundiales y Eurocopas. Y le marcó para mal la carrera en la selección al volante del Betis, que después de ese partido vistió solamente dos veces más la camiseta de la Furia (en total jugó ocho veces con su selección) en un amistoso y en un partido por la Eurocopa de 1980. El título de 2008 relajó a los españoles de tal manera que encontraron el ánimo para reírse de la jugada y de paso echarle terrible sal a los brasileños en Sudáfrica 2010.

Nobby Stiles (Inglaterra)

Nobby

Laborioso volante defensivo nacido en Manchester, Norbert “Nobby” Peter Stiles es uno de los pocos británicos que pueden decir que fueron campeones de algo con su selección. No era hábil con la pelota: lo suyo era quitarle el balón al contrario como fuera, labor que desempeñó con mucha eficiencia por once años en el Manchester United (con el que fue campeón europeo en 1968). Su rol de barredor le sonó al técnico inglés Alf Ramsey para el mediocampo de la selección que participaría en el Mundial de 1966, que cumplió tan bien que jugó todos los partidos de la competición, en la cual dejó para el mundo la imagen perturbadora (?) de su rostro exultante luciendo el comedor con varias sillas faltantes. Jugó en total 28 veces con la selección inglesa entre 1965 y 1970, el que menos ocasiones lo hizo de los campeones de 1966.

Walter Zeman (Austria)

Zeman

Zeman (el portero) la pifia al parecer por enésima vez esa tarde en Basilea contra los alemanes (de verde ese match)

Walter Zeman tuvo una legendaria carrera durante dieciséis años como portero en el Rapid de Viena, con el que ganó siete ligas y varias copas, y en general, es considerado uno de los más grandes arqueros de la historia de Austria. Para su selección jugó 41 veces, entre ellas un único partido mundialista, que fue, precisamente, uno de los peores de su carrera. Zeman era suplente de Kurt Schmied en la selección austriaca del Mundial de 1954, y probablemente no le hubiera tocado jugar sino fuera porque el titular se insoló (!!) por el partido de cuartos de final que le ganaron a Suiza 7-5. Pero para mala leche de Zeman, ese partido – la semifinal contra Alemania Federal – tuvo menos reacción que equipo dirigido por Gabriel Schurrer (?), lució poca distancia y se la pasó saliendo a destiempo todo el juego. Mala suerte que te toque así tu único partido por mundiales. El juego de esa tarde contra Alemania fue el número 40 que disputó con su selección a sus 27 años de edad. ¿Cuánto completó en total? 41…

 Arconada (España)

arconada2

Luis Miguel Arconada es otro que fue leyenda a nivel de clubes- en este caso de la Real Sociedad en la que fue pilar vital para los dos únicos títulos ligueros de su historia (1981 y 1982) – pero que en mundiales fue un bluff. Como arquero era un crack, figura mediática de esos años y considerado a principios de los 80 como el mejor de Europa; pero al igual que otros tuvo terrible mala vibra (?) con su selección. Fue al Mundial de 1978 en el que no jugó un minuto, pero para el que España organizó en 1982 era absolutamente indiscutido titular y llamado a ser una de las figuras del torneo. Pero nop: en el tercer partido contra Irlanda del Norte le metió un pase gol como con la mano (?) al delantero Gerry Armstrong, que terminó en el 1-0 final…

…y contra Alemania en segunda ronda pivoteó el balón disparado por Dremmler hacia Pierre Littbarski, que se la mandó a guardar para el 1-0 parcial (quedaría 2-1) y que eliminaría a los españoles de su Mundial antes de tiempo. Me cuentan (?) que en esa época salió el chiste bobo que su nombre venía de “¿Arco? Nada“. Ufff, qué ingeniosos eran en los 80 (?). A pesar de todo siguió como titular de la selección por un par de años más, llegando incluso a participar en algunos partidos clasificatorios al Mundial de México. Pero su carrera incluso tuvo más.eh, hechos destacados, siendo más recordada por esta jugada de la Eurocopa de 1984.

 Jan Jongbloed (Holanda)

Jan-Jongbloed-y-Cruff-1974

“Aquí, con el parcero…” (Fuente)

Seee, otro portero. Pero a este no lo reseñamos aquí por muerto o infortunado sino por, eh, ¿afortunado? ¿bien relacionado? Expliquemos: Jongbloed fue un portero mediopelo que tuvo una carrera muy normal en varios clubes de su país, que a pesar de todo jugó dos finales mundiales con su selección. Pasa que según dicen las malas lenguas (como ésta y sobre todo, esta) era parcero (?) de Johan Cruyff, y eso pesó muchísimo a la hora de convocarlo. El tema es que el mejor portero holandés de esos tiempos -algunos dicen que de toda la historia – y titular fijo antes de 1974, Jan Van Beveren, se echó de enemigo al poderoso Cruyff por pecados como criticar los privilegios del crack del Ajax (como fumar dentro del vestuario, o tener horario flexible para los entrenamientos con la selección por compromiso publicitarios) y ser del PSV Eindhoven. El flaco no lo soportó y aprovechó una inoportuna lesión de Van Beveren antes del mundial de 1974 – de la que se recuperó a tiempo – para exigirle a Rinus Michels que lo sacara del equipo, o sino él no jugaba… Pero no se contentó con eso: aparte Cruyff le exigió al técnico que llamara y colocara de titular a su amigo Jan Jongbloed por encima de arqueros más consagrados como Piet Schrijvers, el de Feyenoord Piet Graafland, o el propio del Ajax Henk Stuy.

Goal-Gerhard-Müller-1974-2

Jongbloed en el 2-1 de Gerd Müller en la final del 74, más desubicado que reguetonero en concierto de Cannibal Corpse (Fuente)

En este punto vale la pena repasar la carrera de Jongbloed en el momento en que comenzó el mundial de 1974: con 33 años había jugado en total dos (2) partidos con la selección (!!): el primero en 1962, en un amistoso contra Dinamarca en el que jugó 4 minutos (y encajó un gol), y otro en mayo de 1974, un mes antes del mundial, después que entre Michels y Cruyff decidieron ponerlo a jugar de titular. Otro Dátolo: Jongbloed en ese momento no era futbolista profesional, pues jugaba en un club aficionado de Ámsterdam y vivía de un negocio de venta de tabaco (seee, “tabaco” en Ámsterdam (?)) que manejaba con su esposa. Todo muy traído de los cabellos, pero nada de eso importó con tal de no afectar el ego desmedido de Cruyff; para el público justificaron su convocatoria y titularidad con el cuento que Jongbloed era buenísimo con los pies, pero la verdad fue que debajo hubo un terrible puterío. El veterano arquero jugó de titular ese torneo en el que no fue exigido de verdad en los primeros 6 partidos…. salvo en la final, en la que mostró una reacción nula en el gol de Gerd Müller; e increíblemente, le alcanzó para viajar a otro mundial (con 37 años y la misma carrera mediocre) y disputar otra final ante la lesión del titular Schrjivers. Jugó en total 21 partidos con su selección entre 1962 y 1978, de los cuales 12 fueron por copas del mundo…

Leopold Kielholz (Suiza)

Y cerramos este recuento reseñando a Leopold Kielholz, delantero nacido en Basilea y que jugó con su selección 14 partidos (entre ellos los de los mundiales de 1934 y 1938) y marcó 12 goles (tres en mundiales, entre ellos el primer gol de los suizos en copas del mundo). Jugó por 16 años en clubes de su país, pero la particularidad por la que se le recuerda es la visión que tenía en el campo de juego. Literalmente: jugaba con gafas, lo que no le evitaba tener un buen desempeño en los partidos con su selección. ¿Porcentaje de aficionados que han oído hablar de él alguna vez? 21.25%. ¿Cuál sería este porcentaje si no hubiera usado gafas? 0.00016525%.

Leopold_Kielholz_1932-33

¡La cara de asesino serial o de científico nazi de este muchacho!

 

Anuncios

3 comentarios en “Reseña de infortunados, pintorescos y sin gloria de Mundiales de Fútbol – Vol II: UEFA

Los comentarios están cerrados.