Pelota de papel: 420

Empezó la vorágine del fútbol otra vez, con todo lo que esto implica y desde La Refundación apostamos a para la pelota un poco y compartir un cuento del querido Arquero Bipolar. Acuérdense que esta sección depende de sus aportes, ustedes tienen el poder de hacer que Pelota de papel siga creciendo, mandando sus textos a baldosaredonderil@hotmail.com. Que los textos no mueran en un Word que nadie va a leer, siempre es mejor compartir.  imgo

420

El barrio “Luz y Fuerza 420 Departamentos” o mejor conocido como 420, fue mi cuna, mi cámara gestacional y mi actual lugar de residencia. Ahí, con otros chicos del mismo barrio o de unas cuadras más allá, teníamos nuestro equipito de futbol. Jugábamos en el potrero de adentro del barrio, que tiene varios pulmones pero que para la época tenía un par de estadios oficiales: El más chiquito, un espacio entre la plaza y la calle, que hacía las veces de campo de entrenamiento (hoy usurpado por los autos que piensan que es un garaje) y el más grande, el que está delimitado por la rotonda y el ex Pozo de Banfield en cada arco y dos tiras de edificios a los costados. Ahí se jugaban las cosas importantes, era casi templo sagrado.

Los pibes casi siempre fueron variando, pero teníamos un grupo primigenio al que se acoplaban algunos de vez en cuando. Estaban Teo, Pablito, Pablito Javier, El Mono, El Pote, Javi, Leo y quien les narra. De vez en cuando se sumaban Luquitas, Damián, los hermanos Rissi y otras luminarias, pero casi siempre éramos los mismos. Nos  juntábamos en un tronco enfrente de la casa de Pablo, ese era nuestro Chat, nuestro grupo de Facebook, nuestro Whatsapp décadas antes que la gente empiece a hablar con una pantallita. Éramos una suerte de X-Men en el barrio: las vecinas nos odiaban por robar adoquines de los jardines, pisotear flores, hacer quilombo en la siesta o romper ventanas, pero para el afuera éramos los Pibes del 420 y defendíamos el barrio ante los que vengan.

Hacíamos de local en nuestro estadio y teníamos algunos enfrentamientos contra otros equipos (Los alemanes del ferroviario, los pibes de SITRA, los de la 76) pero nuestro clásico era contra Los Pibes de Los Altos. Los Altos es el barrio pegado al nuestro que se diferencia, como se habrán imaginado, por la altura: Ellos tenían edificios de 11 pisos, portero y ascensor, nosotros tenemos 2 pisos de altura y agradecé. Pero había algo que ellos no tenían y a nosotros nos sobraba: canchitas.

Así que siempre venían para nuestro barrio y teníamos nuestros encuentros, a veces amistosos, otras veces no tanto, pero siempre con esa tensa calma entre vecinos. El terreno neutral era La Sede, lo que viene siendo la Sociedad de Fomento Luz y Fuerza Barrio Sitra. Ahí casi todos fuimos a la escuelita de futbol, por lo que fue el núcleo por el cual mal que mal teníamos cosas en común, así que representaba para todos un terreno neutral, una suerte de cancha de la ONU, aunque los que pisaban más fuerte ahí eran los de Los Altos.

Era marzo del 96´ y nos llega la notificación de un partidito contra ellos, en la Sociedad de Fomento. Por ese entonces rondaba los 15 años y todos más o menos andaban por esa edad, una edad definitoria para todo adolescente, que ya abandona los juegos y se tienta con la vida adulta, pero que tampoco quiere resignar los beneficios de la infancia. No sé bien a cuento de qué, pero ese encuentro, ese partido, marcó un antes y un después, para quien escribe. Puede que para otros también.

El encuentro era un domingo, así que el sábado estuvimos entrenando y armando el equipo. Yo, para variar, era el arquero. Y en uno de esas peloteadas, no va que pongo la mano medio floja y el dedo gordo traza un arco hacia atrás…El dolor que me agarró en ese momento… Seguí jugando un toque más y cuando me saqué el guante noté el dedo hinchadísimo. Los pibes me miraban con una mezcla de asombro y consternación, aunque todavía no supieran qué carajo significaba esa palabra. Yo no lo podía creer, pero mirándolos a todos les dije que al otro día jugaba.

Esa noche en casa traté de disimular el dolor de la mejor manera posible, escondía la mano lo más que podía y me acuerdo apoyarla contra la mesa de vidrio para que el frío me calmara un toque el dolor y esperar a que mis viejos se durmieran para mandarme hielo y una crema antiinflamatoria, pero el dedo puto iba tomando un color verde bordó que no auguraba buenas noticias. De más está decir que dormir fue un acto casi imposible.

 Amanecí con el dedo durísimo, no lo podía doblar ni que viniera Bender a darme una mano. El partido era a las 17 y nos juntábamos tipo 10 para pelotear antes de morfar y cuando llegué los pibes me miraban esperando un milagro. Les mostré la mano y los diagnósticos iban de una quebradura a la amputación, el tipo de medicina que uno espera de chicos de nuestra edad. Pero así y todo les dije que iba a jugar. Se ofrecieron a hacerme un vendaje, pero no quería llegar así a casa. Había que aguantar unas horitas.

Comí como pude y volé de casa con los guantes puestos, como para no levantar sospechas (Si, ya era re inteligente en ese entonces). Llegué al campito y los pibes me ayudaron a vendarme, había nervios en el aire, mezclado con olor a Átomo desinflamante. Cuando estuvimos preparados, encaramos las dos cuadras para la sede, creo que fue como ir desde el Obelisco a Luján. Cuando llegamos, Los Altos ya estaban peloteando. Hicimos los saludos de rigor y nos pusimos a hacer lo propio en el arco ajeno. Cuando el tipo que alquila señaló el inicio de la hora, se acabaron las conjeturas.

Salimos de memoria con lo mejor que teníamos: el burro por delante al arco, abajo el Pote y Pablito Javier, al medio Teo y Javi y arriba el Mono y Leo. Ellos también habían puesto lo mejor que tenían, así que la cosa iba a matar o morir. La mano no me daba más del dolor, peor cuando la tenía abajo, pero no podía no jugar. Porque parecía que en ese mismo instante sabía que no iba a volver a tener 15, que no nos íbamos a juntar más, que la vida nos iba a desmembrar (geográfica o ideológicamente) para todos lados, que era ahí o nunca más.

Y lo jugamos así, con el corazón en la mano: El Pote ponía en cada cruce y metía suela con sus zapatillas pegadas con cinta; Pablito Javier se tiraba al piso como si no hubiera un mañana y metía esos zapatazos terribles; Teo era el estratega, era el que ponía los tiempos y metía los estiletazos; Javi era puro vértigo y enjundia mezclada con una pegada seca y efectiva; Leo desnivelaba por la punta y hacía flotar los rulos que lo hicieron ser ViruLeo hasta hace unos años; El Mono pesaba 50 kilos mojado, pero era todo fibra, toda pasión y tenía una gambeta de esas que no sacás ni con un manual de instrucciones. Y en el arco yo aguantaba como podía.

No recuerdo el match en su totalidad pero sí momentos puntuales: Una jugada por izquierda que Teo la roba con estilo y la manda cruzada para que el Mono deje pintado en el piso al arquero; un córner tirado para el medio para la pegada del Pote que la clava abajo; Javi peleando con alguien por una pelota disputada con algo más que fuerza desmedida; Leo aguantándola en el vértice del córner de ellos, para hacerla rebotar y termina saliendo con un caño hermoso; Una pelota que salgo a cortar, me la pican por arriba y Pablito Javier la revienta a la concha de la lora o al lateral, para el caso era lo mismo.

Recuerdo que perdíamos, empatábamos, ganábamos y así. Recuerdo los gritos de los goles, recuerdo las palabras de aliento entre nosotros, recuerdo las putadas que nos tirábamos si algo salía mal, recuerdo los “¡Bajamos!” que les gritaba cada vez que se zarpaban en ser todos 9 de área, recuerdo sentir en mi espalda la voz del canchero gritando “¡Hora!”, y ver a Teo levantando los brazos, festejando como si hubiéramos ganado al final del Mundo.

Creo que saludamos al otro equipo, no sé, sólo sé que nos quedamos un toque ahí, al costado de la cancha, recordando el partido, alabando nuestras virtudes y riéndonos de nuestras cagadas. Podía venir la Real Academia Española y poner esa imagen al lado de la definición de Felicidad y no le hubieran errado. Teníamos todo lo que teníamos que tener en ese momento, no nos faltaba nada. El orgullo estaba intacto, el barrio había sido defendido una vez más.

Después vinieron el camino a casa, el informe a mis viejos de mi “golpecito” en el dedo (que, por supuesto, me lo acababa de hacer), la guardia del sanatorio, las cagadas a pedo, el yeso que me acompañó a otro sanatorio para ver nacer a mi ahijada y cargarla por primera vez. Pero la alegría de esa tarde había valido cada reto, cada dolor, cada castigo. Esa tarde nos bañamos de gloria, pero de esa que no sale en los diarios y por eso vale más.

En las semanas siguientes por supuesto no jugué, pero seguimos cayendo con diferente regularidad por el tronco, dado que arrancaba el ciclo escolar y también un nuevo ciclo en nuestra vida: Habían empezado los primeros contactos con chicas, las primeras salidas nocturnas (ya sea con ellos o con amigos del colegio), los primeros desacuerdos marcados en cuanto a ciertos gustos, las primeras mudanzas grosas. Lo cierto es que se fueron dando, esporádicamente, algún que otro partido, pero ninguno más como ese. Ni por asomo.

Hoy todos tenemos menos pelos y mas panza, algunos volvimos al barrio, otros no lo dejaron nunca, otros lo frecuentan seguido, a otros no les he vuelto a ver la cara más que en algún que otro estado en el Facebook. Tenemos la esperanza de juntarnos, siempre me lo cruzo al Mono que quiere que nos metamos en un torneo de esos de fines de semana. Lo cierto es que podremos jugar nuevos partidos, podremos volver a juntarnos, incluso puede que salgan partidos memorables, pero nada como esa tarde. La tarde del triunfo. La tarde que fuimos los más capos del barrio.

– Arquero Bipolar –

descargar .pdf 420

Anuncios

124 comentarios en “Pelota de papel: 420

  1. Me avisò Litma que ya estaba listo lo que pedì y me quedò colgada esta respuesta para el vasco.

    Que asco ese personaje,Onda!
    Yo no lo tengo muy registrado de sus comienzos en la R&P porque no llegaba acà,pero la forma en que terminò cooptado(?) por el macrismo es insoportable.

    Me gusta

  2. Jack (del post anterior) me parece una cagada eso de que Talleres sea un “centro de captación de jugadores en Argentina” pero bueno, como decís vos..están en la mala, después si suben verán que pasa. Lo bueno de que sea multimillonario es que no va a robar, como Macri (?)

    Me gusta

  3. Lo bueno de que sea multimillonario es que no va a robar, como Macri (?)

    Me creès si te digo que hace unos dìas apenas un infeliz me dijo esas palabras pero en serio?

    Me gusta

  4. Uhhh que cuentazo,es la infancia de todo pibito, esas epocas de hacerle partidos a los pibes de otros barrios. Nuestro clasico era contra los putos de Los Platanos, recuerdo de ir a la plasita de ellos 15 pibitos por el medio de Avenida Los Platanos, onda Green Street Hooligan, y era ir metalizados en tratar de pudrirla.

    NOSTALGIA

    Me gusta

  5. La guita que puede sacarle a este Talleres es ínfima comparada con la que tiene…la única forma de sacar guita (que es lo que toda persona como Fassi busca) es con un Talleres en Primera. En ese supuesto tenemos una win-win situation.

    Me gusta

  6. O sea para que se den una idea, en 5 años el mayor ingreso de Talleres fue la venta de Pavon por un palo verde, Fassi debe ganar entre 2 a 3 millones de dolares al año, no se justifica ni a palo todo el quilombo que hizo para ser presidente si lo que quiere es esquilmar a este Talleres, son migajas. La única forma en que sea redituable a largo plazo es desarrollar inferiores, poner al equipo en primera y a partir de ahí si chorear.

    Guarden este mensaje para cuando estemos jugando la Liga.

    Me gusta

  7. Linda historia la de Bisexual. Mientras la lei me trajo tantos recuerdos no tan lejanos que no van a volver

    Nuestro clasico eran los pibes de los ranchos que hay al lado de la cancha en la que jugabamos, altos partidos, un poco violentos (?) pero garpaban mucho. Tambien jugabamos contra los pibes de la 13, los de alla abajo y los del barrio Bonomi entre otros. Puedo decir muy orgulloso que mi cuadro se aburrio de pasearselos en pija a toda esa manga de negros de mierda

    Adelante estudios

    Me gusta

  8. Muy lindo cuento Bipo, posta que trajo recuerdos…
    Me gustó eso que de los partidos que jugaste a veces te acordas unas jugadas o detalles puntuales, que a veces ni siquiera fueron goles o tenían nada de especial en si mismas… Pero por alguna ´puta razón que ni Freud ni Lacan sabe el cerebro se las guarda… Y ese mismo cerebro no te hace acordar de tu aniversario, a un amigo le pasó (?)

    Me gusta

  9. Gracias muchachos por los comentarios, la idea era esa, poder ir un toque a ese lugar lindo que era la infancia. Les tiro un par de data por las preguntas
    1) El pote le quedó porque eran dos hermanos, gorditos los dos, y en esa época estaba un dibujito de los personajes de Cara de Papa, se llamaba Potatos Head Kids, uno decía “poteiro”. Con el tiempo, se resumió en Pote nomás
    2) Los matungos éramos nosotros, ellos eran más chetos ponele, pero hasta ahí nomás

    Me gusta

  10. Gran cuento, la felicidad después de ganar con un gol tuyo o alguna salvada providencial, o cuando el equipo de los desterrados le ganábamos al equipo de los que se creían que jugaban bien, con un gol tuyo al principio y clausurando el arco… que lindo es el fútbol jugado de pibe

    Me gusta

  11. Y algo así me pasó.
    1996: 3º año de secundaria.
    Nos juntabamos en un campo los fines de semana. Un día de abril caen unos pibes un par de años mas grandes que nosotros. Nos hacen partido. Perdemos 15 a 6.
    A la semana siguiente peloteabamos de nuevo y aparecen estos otra vez. Ganamos 12 a 9. Hice uno de los últimos goles.
    FELICIDAT

    Me gusta

  12. Cuento pedorro, me hizo volver a recordar grandes partidos de mi infancia, la puta que te pario(?)

    Hay un 0-0 de visitante que nunva me lo voy a olvidar, debe ser el unico empate en 0 de la historia del papi futbol, tendriamos 9 años, la de huevos que metimos ese dia. Al final se vino la cancha abajo.
    Tambien hay uno que di vuelta yo solito despues de que me pegaran a traicion, cuando termino el partido me regalaron un pancho.

    Jugaba bien de chico, no se como me arruine tanto cuando creci(?)

    Me gusta

  13. Ah, y esa lesión no se me curó nunca. Hoy me golpeo un toque el dedo y me acuerdo hasta del olor de la pelota…

    Me gusta

  14. Mi viejo siempre me cuenta que a los 10 años hice un gol -del cual no tengo registro en mi memoria- en un cuadrangular final (terminamos 4 equipos con los mismos puntos) que me tiran un bochazo largo, la paro con el pie y se me levanta. Llego a estirar la pierna y tirarle un sombrero al defensor que me venía. Y asi, de aire y sin que pique, se la tire de emboquillada al arquero. Según mi viejo, el referí me felicitó, me dio la mano y terminó el partido. Ganamos 4 a 1.

    El ultimo partido de ese cuadrangular lo pecheamos contra el unico equipo que no tenía chances (mi viejo años después me confesaría que le ofrecieron ir para atrás para que salgamos campeones, sin (?)). Tuvimos que ir a un desempate con el equipo ese al que le ganamos 4 a 1. Perdimos 9 a 2.

    TRISTEZA (?)

    Me gusta

  15. Romero cambio de avatar y paso de ser un lambiscon (?) a bardear a todo el mundo… lo que es estar desesperado por encajar (?)

    Me gusta

  16. Lindo el cuento, posta que trae recuerdos de cosas que ya no van a volver nunca más.

    Aunque mi infancia furbolistica fue de otra manera, porque ganabamos SIEMPRE. Teniamos a los 2 mejores jugadores de esa generación (?) y de la zona mas un pendejo que era un arquerazo…y el resto eramos medio limitados, pero nos defendiamos bien. Nos cansamos de ganarle a todos, hasta a los grandes…Yo tuve la suerte de ser el 6 de ese equipo y mirar mientras los otros 2 animales paseaban a todo el conurbano.

    Me gusta

  17. Vengo a interrumpir este momento emotivo para informar que esta jugando el Ogro Fabbiani en Estudiantes (SL).Enfrente esta Gaspar Servio,duelo de titanes.

    Me gusta

  18. Hola J

    Mi equipo tambien se aburrio de ferrearse a todos, nosotros teniamos un fenomeno que cada vez que agarraba la pelota era medio gol, un par de monchos de buen pie que le seguian el ritmo, el jehov* del casamiento (?) que ponia unos huevos barbaros y defendia por todos y yo que era el Apreu del equipo que solo servia para mandarla a guardar y aportaba al grupo humano (?). No teniamos arquero fijo, nos ibamos turnando cada vez que nos hacian un gol y jugabamos a los toques de manera muy poco egoista frente a los rivales que ya empezaban a mostrar los primeros indicios de CR7ismo que exploto en la siguiente generacion, ese era nuestro secreto (?)

    Nuestra mejor epoca era en el verano de 2008, le habian puesto unos arquitos de 9 a la cancha del Rosario y estaba todo el dia ocupada hasta la noche. Nosotros nos hicimos una reputacion tan grande en ese verano que venian cuadros de barrios lejanos, que eran mas grandes que nosotros en edad y en numero, pero que siempre se iban con un buen FCO encima, salvo en una ocasion, en la unos hijos de puta nos ganaron y al otro dia nos veian en la calle y nos hacian helicoptero los mongochos esos. Pero mas alla de la bronca que tenia en ese momento vivi muchas cosas lindas en esa epoca, cosas que no se acercan ni un poco a lo que es mi presente de mierda y que se acentua cuando paso por la cancha y veo que no solo ni mis amigos ni mis rivales juegan ahi, sino que vaya a saber porque no hay una generacion de relevo (?) que se encargue de mantener la mistica viva en ese lugar tan magico para mi

    DOLOR

    Me gusta

  19. Una vez más buscamos através del tiempoooo, el sueño de crecer y amaaaaar. Cuanta verdad, felices sin razón tan libres de futuro y de ilusiooooooón (?)

    Me gusta

  20. Bueno, alguna vez fuimos exitosos Casi (?). Vos al menos hacias goles…Yo apenas tocaba la bocha, daba una buena patada, pero nada más…Me la pasaba mirando, porque siempre teniamos la pelota..el 5 era un flaco alto para casi todos los pibes de nuestra edad y ganaba siempre. Habré hecho 5 goles como mucho, uno de ellos de chilena (!) contra unos villeros desnutridos, hasta el aruqero hizo un gol ese día.

    Igual no eramos de juntarnos mucho, salvo para jugar al furbo, ahora que lo pienso. Yo tenia 3, 4 amigos con lso que andaba siempre y uno solo era del equipo, encima era suplente. Al resto los veia en nuestras incursiones a la cuadra de a la vuelta (?) o en la almacén del barrio.
    Muchos paraban enfrente de la casa del Tonga Aguirre, que estaba a 2 cuadras. De esa cuadra salieron varios pibes muy buenos jugando pero tambien robando (?) y quedaron pegados con la papa demasiado pronto. Gente muy pobre la del arroyo Las Perdices.

    Me gusta

  21. Recuerdo que en ese equipo del colegio que teniamos, tenia como compañero un defensor con caracteristicas bizarras. Si se raspaba, lloraba. Si se lastimaba, lloraba. Si se sacaba menos de 7, lloraba… sin (?)

    Ahora, lo que te daba cuando defendía… mamita. En la cancha donde jugabamos de local, los espectadores se sentaban sobre una especie de pasarela de cemento, que estaba a poco menos de un metro de la linea de cal. Una vez, un pibito que jugaba de 7 y que era muy bueno, lo quiso desbordar en velocidad y a la carrera. Mi compañero lo cruzo a la carrera y lo agarro casi en el aire. Lo tiró por arriba de la cabeza de dos padres que estaban viendo el partido. El referí solo lo amonestó (expulsar en partidos infantiles era muy raro y había como una “bajada de linea” para que no haya expulsados).

    El viejo del 5 nuestro, que siempre charlaba con los referís después de los partidos (a veces de manera poco amigables), comentó tiempo después que le preguntó porqué no lo echó. El referí, además de comentarle lo de la “bajada de linea”, le dijo: “jamás pense que un nene de 10 años podía pegar una patada como Hrabina”.

    Me gusta

  22. Muy bueno el cuento, me recordó a mi infancia/adolescencia. Yo era defensor y solo pasaba al ataque cuando los rivales era demasiado horribles. Y cuando perdíamos lo sacudía un poco al habilidoso rival para que empiece la tangana donde terminábamos ganando porque a varios de mis compañeros le gustaban más las piñas que los caramelos (?)

    Después pegué una Krupo-kick a la altura de la cintura en un 0-6 en contra. Pero era por los viejos Torneos Juveniles, no cuenta acá.

    Me gusta

  23. Manga de muertos, yo era el crack genio y figura de mi equipo(?), y hasta no dejaba que nadie mas sea el capitan, o sea, el que elegia arco o saque en el sorteo. La unica roja (doble amarilla) que presencie en papi, fue de tanto que me cagaron a patadas ese dia, de visitante, usaban la camiseta de rumania, les ganamos, jaja(?)
    La unica amarilla que me sacaron fue un dia que jugue con el brazo roto (en el momento no lo sabia, a la mañana tuve un cumpleaños agitado(?)), y como no daba mas, llegue tarde a una pelota y le di un rodillazo a uno en la boca del estomago, fue sin querer, pero de ahi sali derechito al hospital y 2 meses de yeso, una mierda.

    Lo maximo que logramos fue un tercer puesto, pero nos querian todos, habian 7 categorias, por año de nacimiento, hasta los 12. Mientras duramos, fuimos la preferida del club(?)

    Siempre hablando de futbol infantil, cuando me empezo a salir pelo no solo en la cabeza(?), la historia cambio radicalmente. Tambien tengo buenas(?) anecdotas, pero las dejo para el pelotas de papel que hable de futbol luego de la adolescencias(?)

    Me gusta

  24. Nunca jugue al baby futbol, no quiero ofender a nadie pero siempre me parecio de chetos (?). Si he jugado pila de veces contra wachos enfierrados, linda experiencia (?)

    Me gusta

  25. Puede ser Casi, pero a los 6-12 años nomas me importaba patear la pelotita un rato. Y tampoco me imagino que a esa edad jugabas contra tipos enfierrados…
    Si bien el club armenio donde jugaba es tirando a cheto, todos los demas no(?), a varias canchas se llegaba pasando por adentro de casas en medio de las villas, o creia que eran villas a esa edad cuando pasaba por una casa del estilo villero(?)
    Soy mas porteño que el puerto(?), pero este club y la liga de futbol eran del conurbano y segun mi viejo algunos lugares eran jodidos, obviamente yo no me daba cuenta de nada.

    Me gusta

  26. ah boe, ahora resulta que eran todos los mas capitos de sus barrios, MUERANSE, a mi me invaden los recuerdos de como nos juntabamos en el baldio de darragueira (a pasitos de sarratea) para despuntar el vicio, pero sobretodo para alejarnos un poco de la realidad soñando que jugabamos la final del mundo con una pelota inmunda sobre piedras y pedazos de vidrio

    METANSE LOS RECUERDOS EN EL ORTO

    (?)

    Me gusta

  27. Pingback: Amber's Potion blog

  28. The new Zune browser is surprisingly good, but not as good as the iPod’s. It works well, but isn’t as fast as Safari, and has a clunkier interface. If you occasionally plan on using the web browser that’s not an issue, but if you’re planning to browse the web alot from your PMP then the iPod’s larger screen and better browser may be important.

    Me gusta

  29. The next time I learn a blog, I hope that it doesnt disappoint me as a lot as this one. I imply, I do know it was my option to read, however I really thought youd have one thing attention-grabbing to say. All I hear is a bunch of whining about one thing that you could repair if you werent too busy on the lookout for attention.

    Me gusta

  30. Hello, Neat post. There’s a problem along with your website in web explorer, might check this… IE nonetheless is the market leader and a large portion of folks will miss your magnificent writing because of this problem.

    Me gusta

  31. My brother recommended I might like this blog. He was totally right. This publish actually made my day. You can not consider simply how so much time I had spent for this information! Thanks!|

    Me gusta

  32. With havin so much written content do you ever run into any problems of plagorism or copyright violation? My website has a lot of completely unique content I’ve either authored myself or outsourced but it seems a lot of it is popping it up all over the internet without my authorization. Do you know any solutions to help protect against content from being stolen? I’d truly appreciate it.|

    Me gusta

  33. Excellent blog here! Also your site quite a bit up very fast! What web host are you the usage of? Can I am getting your associate link in your host? I want my web site loaded up as quickly as yours lol|

    Me gusta

  34. Attractive portion of content. I just stumbled upon your website and in accession capital to assert that I acquire in fact loved account your weblog posts. Any way I’ll be subscribing in your feeds and even I success you get admission to constantly quickly.|

    Me gusta

  35. Pingback: Enterprise office

  36. Pingback: URL

  37. Pingback: hr manager

  38. of course like your web-site however you have to check the spelling on several of your posts. Many of them are rife with spelling issues and I in finding it very troublesome to inform the reality then again I will definitely come back again.|

    Me gusta

  39. Pingback: ladies scarves

  40. you’re actually a excellent webmaster. The site loading pace is incredible. It sort of feels that you are doing any unique trick. Also, The contents are masterpiece. you have performed a fantastic task on this topic!|

    Me gusta

  41. Pingback: legal highs here

  42. Hiya! Quick question that’s totally off topic. Do you know how to make your site mobile friendly? My weblog looks weird when viewing from my apple iphone. I’m trying to find a template or plugin that might be able to fix this issue. If you have any suggestions, please share. Thanks!|

    Me gusta

  43. Pingback: Super Ravo Zapper

  44. Appreciating the commitment you put into your blog and detailed information you provide. It’s awesome to come across a blog every once in a while that isn’t the same outdated rehashed information. Wonderful read! I’ve bookmarked your site and I’m adding your RSS feeds to my Google account.|

    Me gusta

  45. Pingback: psychiatrist New York

  46. Pingback: New York City psychiatrist

  47. Pingback: Immigration Lawyers Free Consultation

  48. I simply could not depart your web site before suggesting that I really loved the standard info a person supply in your visitors? Is going to be back frequently in order to check out new posts|

    Me gusta

  49. If you’re still on the fence: grab your favorite earphones, head down to a Best Buy and ask to plug them into a Zune then an iPod and see which one sounds better to you, and which interface makes you smile more. Then you’ll know which is right for you.

    Me gusta

  50. It is perfect time to make some plans for the future and it’s time to be happy. I have learn this publish and if I may just I want to suggest you some interesting issues or tips. Perhaps you could write subsequent articles regarding this article. I desire to read even more issues about it!|

    Me gusta

  51. It’s a shame you don’t have a donate button! I’d without a doubt donate to this excellent blog! I suppose for now i’ll settle for bookmarking and adding your RSS feed to my Google account. I look forward to new updates and will talk about this site with my Facebook group. Chat soon!|

    Me gusta

  52. A motivating discussion is definitely worth comment. There’s no doubt that that you ought to publish more on this issue, it may not be a taboo subject but generally people do not speak about these issues. To the next! Best wishes!!|

    Me gusta

  53. Thanks for some other magnificent post. Where else may just anybody get that kind of information in such an ideal method of writing? I have a presentation subsequent week, and I’m at the search for such info.|

    Me gusta

  54. Hello! I could have sworn I’ve been to your blog before but after looking at a few of the articles I realized it’s new to me. Nonetheless, I’m certainly happy I came across it and I’ll be bookmarking it and checking back regularly!|

    Me gusta

  55. Excellent read, I just passed this onto a friend who was doing a little research on that. And he just bought me lunch because I found it for him smile Thus let me rephrase that: Thanks for lunch! “We steal if we touch tomorrow. It is God’s.” by Henry Ward Beecher.

    Me gusta

  56. Zune and iPod: Most people compare the Zune to the Touch, but after seeing how slim and surprisingly small and light it is, I consider it to be a rather unique hybrid that combines qualities of both the Touch and the Nano. It’s very colorful and lovely OLED screen is slightly smaller than the touch screen, but the player itself feels quite a bit smaller and lighter. It weighs about 2/3 as much, and is noticeably smaller in width and height, while being just a hair thicker.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.